Recital del Arzúa ante un débil rival: 6-1

Ignacio Javier Calvo Ríos
NASO CALVO SANTIAGO / LA VOZ

ARZÚA

PACO RODRÍGUEZ

El Estudiantil Vista Alegre encajó sus dos primeros goles a los seis minutos de partido

28 dic 2020 . Actualizado a las 21:06 h.

Arzúa y Estudiantil Vista Alegre disputaron en el campo municipal de O Viso el partido que había sido aplazado en la quinta jornada del grupo primero de Tercera División. Ambos equipos llegaron a la cita en situaciones totalmente opuestas, con un Arzúa intentando colarse en el grupo de cabeza y un Estudiantil totalmente apagado en la cola de la clasificación. Los compostelanos arribaron a O Viso con idea de lograr su primera victoria y los locales se presentaron con la intención de olvidar su último revés en casa. Al final, contundente triunfo de los de Javi Rey, que se dieron un paseo ante un adversario totalmente hundido y sin rumbo: 6-1.

El conjunto local ya casi sentenció el partido en la primera parte. Se adelantó con un contundente 3-0. Aunque los visitantes acortaron distancias antes del descanso, el once blanquiazul regresó de los vestuarios con más energía y no dio opción a su rival.

El primer gol del Arzúa fue obra de Brais Pedreira a los dos minutos. Fue un palo muy duro para los de Gelucho, que apenas tuvieron tiempo de situarse sobre el rectángulo de juego. El segundo tardó muy poco en llegar. A los seis minutos marcó Manu Casal. El tercero, a los 20 minutos, fue obra del pichichi Iker Hurtado. El tanto del honor del Estudiantil llevó la firma de Rubén Márquez. En la segunda parte, el Arzúa disfrutó con otros tres tantos más, anotados por Alberto Blanco (min 54) y Borja Míguez (minutos 68 y 87).