Respaldan con fondos europeos una decena de empresas en Arzúa y Melide

El Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) concedió 15 subvenciones en el último año


arzúa / la voz

El Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) Ulla-Tambre-Mandeo concedió, en el último año, un total de 15 subvenciones que contribuyeron a ampliar 4 empresas y a la puesta en marcha de 6 negocios en su territorio de actuación, que abarca los ocho municipios que se reparten las comarcas de Arzúa y de Melide, y el concello de Vilasantar. Las demás ayudas repercutieron en la ejecución de actuaciones, impulsadas por administraciones municipales y asociaciones. Los fondos que repartió el GDR durante su primer año de actividad, procedentes de la Unión Europea, fueron prácticamente la totalidad de los 741.500 euros disponibles para la primera anualidad.

La renuncia de los promotores de uno de los proyectos que se presentaron impidió que se agotase la cuantía disponible, según expuso el presidente del GDR Ulla-Tambre -Mandeo, Ovidio Leiva, en la Asamblea General Ordinaria, celebrada recientemente. Leiva presentó «con orgullo» los principales resultados, que en el plano de las ayudas a iniciativas de carácter empresarial contribuyeron a la inversión global de 2 millones que supuso la creación y la ampliación de la decena de negocios en los nueve municipios del territorio de actuación del grupo de desarrollo rural del interior de la provincia.

Una buena parte de las empresas e iniciativas que se respaldaron con fondos europeos están vinculadas al sector turístico, y dos, concretamente, se impulsaron por el efecto del Camino de Santiago. Se trata de una pensión y de un complejo hotelero que en Boimorto y en Arzúa, respectivamente, incrementarán la oferta de plazas para pernoctar en la ruta del Norte. Por su parte, los Concellos de Touro y de Vilasantar recibieron el apoyo económico del GDR para poner en marcha sendas rutas de senderismo. Para igual cometido recibió subvención un asociación cultural en Santiso, de donde también es el colectivo vecinal al que se le concedieron fondos para la apertura de un centro intergeneracional, proyectado como espacio de ocio para mayores y pequeños. Y para acondicionar un espacio para el primero de los colectivos contó con ayuda el Concello de Boimorto.

El GDR Ulla-Tambre-Mandeo también subvencionó la puesta en marcha de una plantación de manzanos para la producción de sidra en Boimorto, una lavandería autoservicio en Melide, emplazada en pleno Camino Francés, dos negocio de igual sector en Arzúa y un tanatorio en la localidad melidense.

Buena parte de las iniciativas financiadas con

el GDR tienen que ver con el turismo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Respaldan con fondos europeos una decena de empresas en Arzúa y Melide