Las infraestructuras más esperadas no estarán listas para el año santo del 2021

Los Presupuestos sitúan en el 2022 la puesta en servicio de la A-54 y la depuradora


santiago / la voz

Además de para comprometer inversiones en los distintos proyectos, y señalar de paso a cuáles se les concede mayor prioridad, los Presupuestos sirven para actualizar el calendario de ejecución de las infraestructuras. En el caso de las que conciernen a Santiago, el documento que el ministro Montoro entregó el martes en el Congreso constata que las grandes obras por las que espera la ciudad no estarán listas para el año santo del 2021. En la nueva depuradora y el trazado de la autovía a Lugo (A-54) las cuentas confirman la evidencia. Más ajustados están los plazos en lo que respecta al enlace orbital que debe comunicar los dos sentidos de circulación de la AP-9 con esa autovía y facilitar la conexión de los polígonos del norte.

El calendario de la A-54 deja poco lugar a dudas, toda vez que el propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó en su última visita la previsión de puesta en servicio del trazado completo en el 2022. El proyecto de Presupuestos sitúa la conclusión del tramo Lavacolla-Arzúa en el 2019, pero asume que el que le dará continuidad hasta Melide deberá esperar al 2022, igual que el trazado entre esta localidad y Palas de Rei.

Mucho más complicada que la de la autovía es la situación de la estación depuradora. Más allá del hecho de que las obras todavía no tienen siquiera nada parecido a un horizonte de comienzo, la propia ubicación de la EDAR continúa en el aire, después de que el gobierno municipal haya formulado recientemente su apuesta por emplazarla en A Silvouta y no en O Souto. Con esas incógnitas por resolver, en el documento presupuestario la sociedad mercantil Acuaes establece el 2022 como fecha de finalización de un proyecto cuyo coste estima de entrada en 59,77 millones. El grueso de esa inversión se concentraría, lógicamente, en el 2021 y el 2022.

La intermodal, la excepción

La única infraestructura de las principales que la ciudad tiene pendientes que estará lista para el 2021 es la estación intermodal. La previsión es que las obras comiencen este año y que queden rematadas para recibir al AVE a finales del 2019. En la construcción de la nueva terminal se emplearán sistemas avanzados y fachadas ligeras que permitirán que las obras avancen sin interrupciones. Ese mismo cronograma maneja la Xunta para el inicio de la actividad de la estación de autobuses que formará parte de la intermodal.

Las incertidumbres que rodean el proyecto de la nueva depuradora de Santiago otorgan poca fiabilidad a cualquier estimación sobre el inicio de las obras. Pero en el proyecto de los Presupuestos la sociedad Acuaes pone fecha a su conclusión, que ubica en el 2022. Al menos en la proyección plurianual admite que el grueso del gasto se ejecutaría a partir del 2021.

La autovía que tiene su primer tramo en servicio desde 1999, el de Lavacolla, todavía tendrá que esperar al 2022 para ver rematados los dos últimos: el que conectará Arzúa con Melide (a cuyas obras corresponde la imagen de la izquierda) y el que le dará continuidad hasta la localidad lucense de Palas de Rei. El Lavacolla-Arzúa debe estar listo en el 2019.

La atención de los Presupuestos con Santiago solo satisface a los populares

Los demás grupos echan en falta necesidades de la ciudad y más respaldo al Consorcio

rosa martínez

Buenos para unos. Malos para otros. Es la dualidad permanente en la que se mueve cualquier valoración presupuestaria por parte de los grupos municipales. Porque, en esencia, depende del color de la Administración que los formule. Y tratándose de los Presupuestos del Estado, la satisfacción está en este caso en el PP y la insatisfacción en las demás formaciones, aunque con algún matiz entre estas últimas. Porque si bien el gobierno municipal sostiene que «un ano máis non podemos estar satisfeitos co tratamento que recibe o Consorcio», sí valora positivamente las partidas destinadas al enlace orbital con la N-550 y al de la AP-9 con la Cidade da Cultura.

Pero socialistas y nacionalistas van más allá y no se quedan únicamente con la asignación que hace el Gobierno a ambos proyectos en unos Presupuestos cuya aprobación es de momento una incógnita. Sitúan su crítica en que el remate del orbital se extienda al año 2022, como hace Rubén Cela (BNG), y en la ausencia de iniciativas «que servirían para coser a cidade e conectala axeitadamente coa comarca, expresamente con Ames», como defiende Paco Reyes (PSOE).

Eso, amén de coincidir con la formación de Martiño Noriega en que Madrid no está «a facer unha aposta clara polo Consorcio» y en cuestionar la falta de cuantía para la rotonda de Conxo. Y no solo por que su humanización tenga que esperar. También por el incumplimiento que supone con los vecinos, dicen, mientras el PP ha centrado su atención en la depuradora y en el «esforzo inversor» de Fomento. Es más, Agustín Hernández, quien ayer valoró esas cuentas con la diputada Marta González, aprovechó la consignación de la EDAR para cargar de nuevo contra Noriega. «Fronte ás vacilacións e mentiras de Noriega, que estivo tres anos sen saber que facer coa depuradora e que agora pretende dedicar o derradeiro ano a unha lea permanente», el Gobierno «pon enriba da mesa un crédito importante (2,5 millones) para iniciala».

Piden estación de mercancías

González incidió en el «fondo compromiso» que suscribe Fomento con Compostela con la continuación de la autovía de Lugo y con los 13 millones de la intermodal, además de recordar que también Ordes, Padrón y Oroso constan con programación en infraestructuras viarias en unas cuentas que aportan, añadió, 4 millones para la instalación del sistema de Ertms en la vía Santiago-A Coruña y 6,9 para Lavacolla. El alcalde padronés (PP) valora, por su parte, como «un avance importantísimo» la asignación de 50.000 euros (en un proyecto plurianual de 4 millones) para humanizar la travesía de la N-550 en A Ponte.

Paco Reyes, sin embargo, echaba ayer en falta la programación de la estación de mercancías de A Sionlla, un paso inferior para la rotonda de Milladoiro, además de la mejora de la rotonda de Conxo y los institutos previstos para el CSIC. Y concluía que estos presupuestos «non poñen as bases para a diversificación económica que precisa a cidade e non axudan a conectala coa comarca». Y para Cela son «decepcionantes» porque «revelan o escaso peso político de Galiza e Santiago». El nacionalista echa en falta no solo el compromiso con Conxo y también la estación de mercancías, sino las medidas de seguridad viaria en O Eixo y A Sionlla que demanda desde hace años.

CA: «Galicia volve quedar por debaixo dos mil millóns de investimento»

A falta de estudiar más en detalle las cuentas, el gobierno local concluía también en su primera valoración que estas evidencian «falta de compromiso de Rajoy con Galicia». Además de la congelación de la partida del Consorcio ante la proximidad del 2021, a Compostela Aberta le preocupa a nivel autonómico que Galicia «volve quedar por debaixo dos mil millóns de euros de investimento por segundo ano consecutivo». Y tampoco solucionan, dice, el problema de los concellos con la tasa de reposición de los empleados públicos. Agustín Hernández y Marta González, sin embargo, destacan la mejora que supondrá el Presupuesto en financiación autonómica y defienden que «é un orzamento feito para as persoas» y que incide «nos colectivos que o están a pasar peor».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las infraestructuras más esperadas no estarán listas para el año santo del 2021