La huelga de recogida de basura colapsa el servicio urbano en Ames y Brión

Emma Araújo SANTIAGO / LA VOZ

AMES

La petición al vecindario para reducir los depósitos no ha dado resultado

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La huelga convocada por el comité de empresa de la planta de compostaje de Lousame, a la que a diario se envían los residuos que genera la población de Ames, Brión y Rois, entre otros municipios, ha provocado los primeros síntomas de colapso del servicio, con numerosos contenedores llenos hasta rebosar de restos de basura, que en algunos casos, especialmente en la zona de O Milladoiro, han provocado también la acumulación de bolsas al pie de los contenedores.

La huelga comenzó el pasado lunes, por lo que ya en la madrugada de esa misma jornada paró la recogida en los puntos en los que la retirada se realiza a última hora de la noche. Pero ya en la mañana de ayer la evidencia del masivo seguimiento del paro, con unos servicios mínimos del 90 % impugnados por la plantilla, se dejó sentir de forma muy evidente en O Milladoiro, Bertamiráns y Os Ánxeles, ya que en algunas zonas los depósitos estaban prácticamente llenos desde el lunes. Y dado que ayer no hubo recogida porque fue jornada festiva, el colapso será hoy mayor, ya que la recomendación planteada por el regidor de Ames, Blas García, para que la población evitase, en la medida de lo posible, utilizar los contenedores durante las últimas 48 horas, no ha surtido mucho efecto.

Previamente, su homólogo brionés, Pablo Lago, también reconocía que la huelga iba a afectar al municipio pero se mostraba confiado en que con el cumplimiento de los servicios mínimos decretados el paro «non produzan ningún problema serio á veciñanza». Finalmente, al igual que ocurrió en Ames, en las zonas brionesas con más densidad de población la imagen de contenedores a rebosar y con los primeros problemas de olores debido a las altas temperaturas resultaron evidentes. Por el contrario, en zonas rurales como Ameixenda y Covas, ambas en el municipio amiense, los depósitos de basura no estaban tan llenos, por lo que el impacto de la huelga no fue tan significativo.