Restricciones de agua en Ames y Brión por el vertido que afecta a Santiago

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

AMES

Imagen de un tramo del río Tambre en el que se observan las consecuencias del vertido
Imagen de un tramo del río Tambre en el que se observan las consecuencias del vertido

Los Concellos alertan del posible corte de suministro, y Ames prevé dos camiones cisterna para abastecer O Milladoiro de ser necesario

11 sep 2021 . Actualizado a las 20:54 h.

Los efectos del vertido que ha obligado a Santiago a suspender la captación de agua del río Tambre y a arbitrar medidas para atender las necesidades de suministro en varios barrios y parroquias ante la posibilidad de tener que cortar el servicio, atendido desde esta madrugada con el agua guardada en los depósitos, afectan también a los municipios de Ames y Brión.

Desde la potabilizadora de Santiago se abastece a O Milladoiro, por lo que el Concello de Ames solicita a los vecinos que consuman el agua estrictamente imprescindible, ya que una vez que se agote la almacenada en los depósitos (que podría no aguantar mucho más de la medianoche)  tendrá que cortarse el agua de no poder restablecerse el suministro. En la potabilizadora de Ames-Brión también se paralizó la captación que está en aguas del Tambre, y únicamente se usa el agua almacenada en el depósito general de Leboráns. El Concello de Brión insta también a restringir al máximo el consumo, solicitando a los vecinos colaboración y comprensión ante este problema.

Todos los municipios afectados piden a sus ciudanos un uso responsable del agua suspendiendo todos los usos no imprescindibles. El alcalde de Ames, Blas García, señala que se prevé contar con dos camiones cisterna para el caso de que sea preciso utilizarlos para abastecer O Milladoiro. Dio ya orden a Urbaser y al capataz de Obras de suspender todos los riegos en el municipio y de no coger agua para la limpieza diaria de las calles: «Estamos traballando intensamente porque o problema é grave», de ahí la insistencia en evitar cualquier consumo de agua que no sea imprescindible.