Él aparcó un futuro brillante en el ciclismo para ser cartero, igual que su madre y su abuela

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

AMES

PACO RODRÍGUEZ

El tres veces campeón de España en la modalidad de contrarreloj Martín Bouzas habla de su nueva vida en Ames como opositor a Correos

20 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras ganar tres campeonatos de España en la modalidad de contrarreloj, muchos veían en Martín Bouzas un futuro largo y brillante en el ciclismo. Sin embargo, el deportista de Rois, ha tomado otro camino. Decidió aparcar la competición en su primer año como profesional, tras mucho esfuerzo para llegar a ese nivel, y perseguir otra meta, la de ser feliz y volver a disfrutar, porque «había dejado de hacerlo», reconoce. Ahora sigue los pasos de su madre y abuela, ambas carteras, y prepara las oposiciones a una profesión que, en cierta forma, siempre llevó en la sangre. Cuenta que su madre, Carmen Rey, «trabajó casi desde pequeña en Correos, porque mi abuela Carmen también era cartera, en Noia. Pero preparó las oposiciones para conseguir una plaza fija conmigo en su barriga. Fue a examen dos días después de haber nacido yo (el 20 de noviembre de 1997). Le dieron el alta un miércoles por la tarde y se presentó el jueves por la mañana...Y ahora soy yo quien oposito a Correos. Curiosidades de la vida».

Martín lleva ya tres meses estudiando. «Dejé la bici y no tuve ni una semana libre. No podía estar sin hacer nada. Nunca me lo había planteado, porque no estaban saliendo convocatorias y lo veía complicado; pero ahora sí y siempre tuve la idea de opositar en caso de dejar el ciclismo o si no alcanzaba mis objetivos», indica el joven de 23 años. Sus hermanos, Pablo e Ismael, apunta, también compitieron y pasaron por un examen público de acceso a la Guardia Civil. Él no descartaba un futuro entre los cuerpos y fuerzas de seguridad. Al acabar la selectividad, empezó un ciclo de Electricidad y Electrónica en Padrón, porque siempre le gustó la parte de la mecánica y «andar con cachivaches». De hecho, explica que una de sus aficiones es el aeromodelismo y radiocontrol; una vía de desconexión en la anterior y en esta etapa. Instalado en O Milladoiro (Ames), donde se independizó junto a su pareja el año pasado y pasó los meses de confinamiento, su bicicleta espera en una de las habitaciones a que mejore el tiempo y se abran los cierres perimetrales para seguir rodando muchos más kilómetros, ya sin la presión de un cronómetro. Las rutinas, ahora, las aplica al estudio: de lunes a sábado, de 10 a 14 horas, «y a veces también una horita por las tardes, cuando no voy a la academia a Santiago». Asegura ser mejor estudiante ahora que antes, a pesar de llevar años sin coger un libro. «Además, al leer el temario me suena todo y lo asocio a mi madre», asegura Martín, quien nunca la acompañó en una ruta completa, «pero sí hemos dejado alguna carta cuando estaba en bachiller en Padrón y venía a recogerme a la salida». Confiesa que le entra cierta nostalgia con las noticias sobre ciclismo, pero está satisfecho con su nueva vida y mantiene la relación con su antiguo equipo, especialmente con Juanjo Oroz, director del Kern Pharma. Y aunque siempre pensaba en lo que comería cuando no tuviese que llevar una dieta tan estricta, asegura que mantiene una alimentación más o menos equilibrada e incluso ha empezado a «cogerle el gustillo» a esto de las entrevistas y sus intervenciones en medios, a las que antes se enfrentaba con miedo a decir algo que no debía y pudiese afectar a su carrera deportiva. 

ANA VARELA

Preestreno y cuenta atrás

Dentro de dos días, el viernes, se estrena coincidiendo con el arranque del año santo en Prime Vídeo una serie que busca dar voz a todas esas historias fraguadas en el Camino de Santiago. Se trata de 3 Caminos, un drama de Ficción Producciones con tintes de comedia que narra (en seis idiomas, gallego incluido) la vida de cinco amigos de distintas nacionalidades conectados por la ruta jacobea en tres momentos diferentes. Protagonizado por Álex González, Verónica Echegui, Anna Schimrigk, Andrea Bosca y Alberto Joo Lee, el rodaje arrancó antes de la pandemia y fue de los primeros en retomarse. Entre sus localizaciones están Samos, Fisterra, O Cebreiro, El Bierzo (en cuyas aguas se refrescó Álex, para regocijo de sus más de 1,4 millones de seguidores en Instagram) y, cómo no, Compostela, donde se celebró ayer el preestreno, en el Gaiás. Quédense con una de las frases del tráiler: «Este Camino es más que una colección de sellos».