La llegada de inmigrantes de otros países al área de Santiago se duplicó en la última década

El año pasado se empadronaron 2.609; en el 2009, 1.308


Santiago / la voz

Santiago y su área fueron elegidas el año pasado por más de 2.600 personas de otros países para fijar su residencia, esto supone casi el doble que una década antes, ya que en el 2009 los inmigrantes extranjeros habían sido 1.308. La capital gallega es el gran polo de atracción tras ser seleccionada por la mitad de esos nuevos vecinos, un total de 1.336; seguida por Ames, con 391, según los datos que publicó el Instituto Galego de Estatística (IGE).

Pese a que hay un aumento considerable respecto a hace una década, las personas de otros países que han optado por el área compostelana para asentarse el año pasado se redujeron ligeramente respecto al 2018, cuando había sido 2.654 los empadronados. Es decir, hubo 45 menos.

Tras Santiago y Ames, el mayor polo de atracción es Santa Comba, con 119; seguido de cerca por Ordes, con 111; y por Teo, 106. El resto de localidades ya se sitúan por debajo del centenar, aunque Negreira lo rozó con 99. El menor número de inmigrantes extranjeros dados de alta fue en Toques, con únicamente dos; y en Trazo hubo cuatro.

Menos de otras comunidades

Aunque crece la inmigración de otros países, no sigue el mismo patrón la llegada de personas procedentes de otras comunidades, que se redujo en más de 354 personas en la última década, para quedarse en 1.657 durante el 2019. Eso sí, hubo un repunte respecto al 2018 (+112).

Los datos del IGE muestran que la mayor parte de las personas que durante el año pasado se empadronaron procedentes de fuera de Galicia son mujeres, un total de 2.262 frente a los 2.004 varones. En cuanto a la edad, el grupo mayoritario es el que tiene entre 30 y 55 años, ya que supusieron 1.776; seguido del grupo entre 16 y 29 años, con 1.776. Eso sí, hay casi igualdad entre los nuevos empadronados procedentes de fuera de Galicia menores de 16 años y los mayores de 55, con 649 y 644, respectivamente.

Menos emigración al extranjero, pero más a otros puntos de España

Un total de 2.623 vecinos del área compostelana cogieron el año pasado la maleta para irse fuera de Galicia, Esto supone 83 más que en el 2018, pero 35 menos que una década antes.

Sin embargo, en la emigración externa hay grandes diferencias en la evolución en la última década. Así, mientras que los que dejaron Galicia para irse al extrajeron bajaron un 30 % en la última desde el 2009 -se pasó de 1.213 a 847-, los que optaron por fijar su residencia en otra comunidad de España crecieron casi un 23 % -fueron 1.445 en el 2009 y 1.776 en el 2019-. Por ayuntamientos, en Santiago 408 de sus vecinos cogieron las maletas el año pasado para irse a otro país. Por su parte, en Santiso y Toques ninguno tomó esta decisión.

Al igual que sucede en el caso de la inmigración, son las mujeres las que más apostaron por dejar Galicia, con un total de 1.383 frente a 1.240 hombres. El grupo más numeroso que emigró, el de entre 30 y 55 años: 1.241.

Se marchan menos vecinos que vienen

El saldo migratorio de Santiago y su área es positivo si se tiene en cuenta los que se fueron o vinieron desde fuera de Galicia. Así, emigraron al exterior 2.623 personas, mientras que se asentaron procedentes de otras comunidades u otros países 4.266. Esta situación se produce en la mayor parte de ayuntamientos, únicamente presentó un saldo negativo Touro, mientras que en Trazo hay igualdad de número.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La llegada de inmigrantes de otros países al área de Santiago se duplicó en la última década