La Diputación distribuye 12,8 millones del Plan Único para inversiones y gasto social

Varios concellos destinan parte del dinero a reducir deuda


Santiago / La Voz

La Diputación Provincial ha ratificado por unanimidad la primera aportación a los concellos del Plan Único con un importe que supera los 41 millones de euros, de los que 12,8 corresponden a los municipios compostelanos.

La mayor parte de este presupuesto se destinará a obras públicas, lo que se traduce en 66 proyectos por valor de 6,1 millones de euros. El resto de fondos se distribuyen, en distinta proporción, en financiar gasto corriente, pago a proveedores, rebaja de deuda y gasto social por el coronavirus.

En el caso de Ames, esta primera fase del Plan Único permitirá mejoras en caminos y obras en el campo de fútbol de Bertamiráns y la Casa da Cultura do Milladoiro. Este concello opta por destinar 150.000 euros a gasto corriente y más de 85.000 euros a gasto social por el coronavirus.

Arzúa empleará la mayor parte de la asignación (325.375 euros) en gasto corriente y cerca de 60.000 en fondos covid. El resto será para acondicionar caminos. A Baña invierte los términos y gastará 415.637 euros en abastecimiento, saneamiento y pavimentación, además de reservar cerca de 50.000 euros a gasto corriente y 40.000 a uso social por el covid-19. Boimorto también apuesta por financiar gasto corriente con 148.287 euros, junto a obras en vías de comunicación (73.147 euros) mientras que Boqueixón destina 180.000 euros a mejoras en vías municipales y reserva 196.250 euros para gasto corriente. También fija 46.000 euros al pago a proveedores. Brión, por su parte, aligerará su gasto corriente en 218.000 euros e invertirá 53.000 en las aceras entre Lamiño y Liñares. Dodro y Frades aplican un reparto similar para unas asignaciones totales de 145.000 euros y 252.000 euros, respectivamente.

Melide también destinará la mayor parte de su asignación a financiar gastos habituales (304.749 euros) y empleará más de 70.000 en adecuar el tramo de la rúa Ourense con intersección con Emilio Esquerdo.

En el caso de Negreira, las obras de asfaltado y aglomerado tienen un presupuesto de casi 244.000 euros, frente a los 160.000 desviados a gasto corriente. A ellos se sumarán más de ocho mil euros para rebajar deuda y 183.440 euros para afrontar el pago a proveedores.

Ordes, por su parte, destinará 87.787 euros a obras en un camino y repartirá los fondos restantes, hasta completar los 848.000 euros, en gasto corriente (362.744 euros), en reducir la deuda bancaria (331.273 euros) y en gastos vinculados al covid-19 (66.255 euros). Frente a este criterio, Oroso rebajará su deuda en 10.524 euros, utilizará 40.476 para gastos provocados por el coronavirus y financiará con 467.100 euros cuatro proyectos en su red viaria. Padrón hizo un reparto al 50 % entre inversiones (216.686 euros) y la suma de financiación de gasto corriente (187.563 euros) y gasto por el covid-19 (34.258 euros). Esta proporción varía levemente en O Pino, que usará 257.051 euros para financiar gasto corriente y cerca de 47.000 en el capítulo vinculado a la pandemia. A su vez, el presupuesto para inversiones supondrá más de 255.000 euros.

En Rois, el Concello apostó por inyectar la tercera parte de esta asignación provincial a financiar gasto corriente (210.700 euros) dejando 51.000 euros para inversiones y 38.500 para uso social vinculado al coronavirus. Frente a este criterio, Santa Comba ejecutará con 768.768 euros cinco proyectos y comprará un vehículo con grúa. Y dedicará los fondos restantes al pago a proveedores (74.636 euros) y a fondos covid.

Teo también apuesta por inversiones (618.750 euros), reducción de deuda (134.733 euros) y gasto social por el coronavirus (63.854 euros). Santiso y Toques hacen apuestas similares con repartos equilibrados entre inversiones (117.955 y 102.650 euros, respectivamente) y gasto social y corriente. Tordoia, por el contrario, tendrá 518.174 euros y dedicará 53.640 a reponer el firme en varios puntos de la red. Asigna 221.640 euros a rebajar el gasto corriente, 2002.411 a recortar deuda y cerca de 40.500 euros a gasto por el coronavirus. Touro opta por un reparto equitativo de los 481.000 euros del Plan Único: 45.000 euros van a fondos covid; el resto, a gasto corriente (216.000 euros) y a mejoras viarias (220.000 euros). Trazo y Val do Dubra priman las obras con, respectivamente, 167.734 y 318.000 euros, mientras que a gasto corriente asignan 80.000 y 151.130 euros. Vedra opta por reducir su gasto corriente (180.000 euros), deuda (180.000 euros) y pagar 43.500 euros a proveedores. Destina 33.000 euros a gastos covid y nada a inversiones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Diputación distribuye 12,8 millones del Plan Único para inversiones y gasto social