Ser más de 30.000 no es tanta bicoca

Ames ve reducida su capacidad de acceso a importantes subvenciones de la Xunta y la Diputación porque supera los límites demográficos incluidos en las convocatorias


santiago / la voz

Que nunca llueve a gusto de todos, aunque no haya temporales de por medio, es una realidad tan grande como la copa de un pino, pero todo análisis que se precie debe incluir varios puntos de vista. La radiografía demográfica no es una excepción, con un envejecimiento generalizado y caída del censo en Galicia, pero también con fuertes migraciones interiores que vacían el rural y llenan las áreas metropolitanas.

Ames presume con cada informe oficial del INE de su capacidad para atraer población, pero no es oro todo lo que reluce, ya que superar la barrera de los treinta mil habitantes no es tanta bicoca. Así l entiende su regidor, José Miñones, que cuestiona los criterios de población de todas las administraciones para conceder subvenciones a los concellos de más de treinta mil habitantes. El alcalde de Ames, cuyo término municipal tiene oficialmente 31.793 vecinos, denuncia que superar la barrera de las treinta mil personas censadas impide al Concello solicitar numerosas ayudas convocadas por la Xunta para planes de infraestructuras, contratación de personal y mejoras en el alumbrado, entre otros campos.

«Os concellos que soportamos un maior crecemento somos os que temos unha maior demanda de servizos e infraestruturas», afirma Miñones, que compara la situación de un municipio como el de Ames, que en las dos últimas décadas ha duplicado población, frente a otros grandes núcleos con un crecimiento más sostenido, por lo que sus infraestructuras y equipamientos son más acordes a su radiografía demográfica. «Parece lóxico que a Xunta e o Estado, así como a Deputación entendan esta excepcionalidade. É tan sinxelo como entender que a máis habitantes, máis pavillóns, campos de fútbol, pistas deportivas, casas de cultura, anfiteatros, bibliotecas, parques, centros educativos e estrada, porque son necesarias», argumenta el primer edil, que considera que no poder optar a programas por razones demográficas «asfixia o avance deste concello».

De la Diputación resalta que Ames queda excluido de programas de apoyo al empleo porque está limitado a concellos de menos de veinte mil habitantes, «como se nos de máis de trinta mil non houbera desemprego», pero reconoce que la firma de convenios con esta administración palía parte del problema. De la Xunta destaca que sus inversiones en Ames «limítanse a infraestruturas básicas que xa non poden seguir esperando, como o centro de saúde do Milladoiro ou as ampliacións de prazas educativas de nenos e nenas que se nos saen polas fiestras». Por eso echa en falta ayudas para «novas bibliotecas, instalacións deportivas e culturais, parques, oficinas, depuradoras e saneamento».

Debate en la Fegamp

Miñones reconoce que este problema no es solo de Ames, sino de otros ayuntamientos de perfil similar, por lo que anunció que planteará esta realidad y la demanda de soluciones en el seno de la Fegamp, presidida por Alberto Varela, regidor de Vilagarcía, municipio que también tiene las mismas limitaciones demográficas de Ames. Miñones reconoce que «está claro que é moito mellor ter máis de trinta mil habitantes que menos de vinte ou dez mil, pero sempre e cando isto leve implícito contrapartidas, porque está claro que canto máis poboación hai nun concello hai tamén máis necesidades».

El alcalde amiense recuerda que, en estos momentos, ayuntamientos que históricamente tuvieron más peso socioeconómico y demográfico disponen de más equipamientos que los que Ames reclama, pero al mismo tiempo también se están beneficiando de líneas de ayudas de concurrencia competitiva de todas las administraciones precisamente por no haber superado el listón demográfico que Ames se salta a pasos agigantados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ser más de 30.000 no es tanta bicoca