«Cuando me corté la melena y me vi como un chico, supe que ya era yo»

emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

AMES

Xoán A. Soler

Eric Gómez, joven trans, afirma que «fuera del armario se vive mejor que dentro»

02 jun 2019 . Actualizado a las 09:59 h.

Eric Gómez tiene 16 años. Estudia cuarto curso de ESO en O Milladoiro (Ames) y al igual que el resto de jóvenes de su quinta estos días está preparando sus últimos exámenes para el salto a bachillerato, un cambio que confía dar en Santiago, en la especialidad de Artes, ya que su idea es estudiar diseño gráfico.

Lo único que distingue a Eric de buena parte de las personas de su edad es que en su DNI aparece una foto que no le representa, con una melena que ha desaparecido y un nombre de mujer que su madre escogió hace años pero que no le define desde hace tiempo. No tiene muy claro desde cuando, pero tanto él como su madre, Natalia Gómez, recuerdan como a finales de octubre del año se produjo una conversación que lo cambió casi todo, menos el amor incondicional de una madre y la consiguiente preocupación de que a sus cachorros la vida les venga de cara.

«Mamá, creo que soy trans», le dijo tras sentarse en la cocina. Y ella, incrédula, le preguntó por qué había llegado a esa conclusión. «Sabía que no era una niña considerada femenina, pero yo tampoco soy una mujer que responda a estereotipo, pero no tenía ni idea de lo que le pasaba», explica. Y eso que con le fue dando alguna pista inconsciente, creándose, por ejemplo, perfiles masculinos en Instagram.