Empleados de una subcontrata paran las obras del centro de salud de Milladoiro

Los trabajadores denuncian que la firma que trabaja para la adjudicataria les adeuda mes y medio de salario


santiago / la voz

Las obras de construcción del nuevo centro de salud de Milladoiro comenzaron en agosto del año pasado y mantuvieron desde el primer día un buen ritmo de ejecución, hasta el punto de que en apenas seis meses de trabajo la estructura del futuro equipamiento sanitario está muy avanzada. De hecho, el pasado 5 de febrero, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, y representantes del gobierno y la oposición de Ames visitaron las instalaciones.

Este nivel de ejecución, que permitió a Sanidade calcular que las obras podrían estar terminadas a final de año, se frenó ayer cuando en torno a una decena de trabajadores de una empresa subcontratada decidieron parar. Esta plantilla, que realizaba tareas de encofrado, colgó las herramientas anunciando que no reanudarían el trabajo hasta que la empresa a la que pertenecen les pagase el salario pendiente del mes de febrero y lo que va de marzo.

Durante su improvisado paro, que los mantuvo concentrados en la acera, el concejal amiense de Obras, Blas García, que se encontraba en Milladoiro con personal técnico del Concello, se acercó hasta el lugar para interesarse por lo ocurrido, obteniendo la misma versión de los trabajadores.

Horas después del paro de los encofradores, un responsable de la empresa Movialpo, que se identificó como jefe de obras de la subcontratista que trabajaba en el centro de salud de Milladoiro, negó que este incidente se hubiese producido. Afirmó que los trabajadores, con una jornada laboral de 8 a 13 y de 16 a 19 horas, no habían realizado parón alguno, más allá del tiempo estipulado de descanso «para tomar el bocadillo».

Por su parte, Construcciones Ramírez, adjudicataria de la obra por 2,3 millones de euros, insistió en que «actualmente, las obras no se encuentran paralizadas» y reiteró que la firma «no tiene relación directa con esos trabajadores, los cuales pertenecen a una empresa subcontratada».

En un comunicado, la firma señala que «ha cumplido con la totalidad de las obligaciones derivadas de los contratos establecidos con las diversas subcontratas». También reiteró que la Consellería de Sanidade «no ha adeudado, ni adeuda, actualmente a Construcciones Ramírez cantidad alguna en relación a la referida obra». A este respecto, el Sergas confirmó que la Xunta está al día en los pagos.

A las 16.45 horas de ayer, en el recinto de la obra del centro de salud solo se percibía un operario taladrando una plancha y un vehículo de Construcciones Ramírez aparcado en la entrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Empleados de una subcontrata paran las obras del centro de salud de Milladoiro