Diecisiete de cada cien viviendas de Santiago están deshabitadas

La Federación de Empresas Inmobiliarias computa 9.500 pisos sin uso en la capital


santiago / la voz

El parque inmobiliario de Santiago y de los municipios de su área de influencia metropolitana suma algo más de 140.000 viviendas, según fuentes de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias. El dato, que corresponde al último informe emitido por la entidad, establece que casi 26.000 de esos inmuebles no tienen ningún uso. Están cerrados y no son utilizados por sus dueños ni tampoco están a disposición del mercado del alquiler.

Aún siendo preocupante ese dato de que casi 17 % de las viviendas de la capital están ociosas (9.512 sobre un parque de 56.202), llama especialmente la atención que en Ames el 23 % de sus inmuebles están deshabitados. Santa Comba, con el 28 % de sus pisos vacíos; Ordes, con el 26 %; y Melide, con el 25 %, ocupan los primeros puestos de ese ránking. Por el contrario, de acuerdo con el informe, en Dodro solo constan siete viviendas sin uso.

En Ames, uno de los principales refugios de los compostelanos que no encuentran morada en la capital, se registra un porcentaje mayor de inmuebles vacíos, lo que en principio resta atractivo a la opción del alquiler. Por lo que respecta a Santiago, fuentes de agencias inmobiliarias consultadas subrayan que apenas se han producido variaciones importantes en los últimos años en cuanto a la proporción de pisos ociosos, un 16,9 %. El problema de Compostela, según advierten en el sector, es que muchas viviendas que hasta hace unos años se destinaban a estudiantes o familias ahora se redirigen hacia el sector turístico, por ser más rentable y acarrear menos problemas de impagos o daños en el inmueble. Este cambio de criterio de los propietarios están repercutiendo tanto en el alza de los precios como en una nueva fuga de residentes de Compostela a municipios vecinos.

La puesta en marcha del Plan de Movilización da Vivenda Baleira del Concello tenía como finalidad dotar al Ayuntamiento de un instrumento eficaz para conocer con precisión la relación de viviendas disponibles en Compostela y conocer, además, cuáles serían las necesidades planteadas por sus propietarios para estar dispuestos a sacarlas al mercado del alquiler libre. La intención del Concello es ofrecer una serie de ayudas, siempre que se cumpla con el requisito de alquilar el inmueble a unos precios predeterminados.

Las prestaciones de ese plan municipal irían en la misma línea de la Bolsa de Aluguer de la Xunta de Galicia, que cubre el coste de los seguros de daños en la vivienda y el de caución para garantizar el pago del alquiler. El Concello incluso se planteó compensaciones económicas en el IBI y ayudas a fondo perdido para obras menores. Por supuesto, esos alquileres no podrían tener como destino el uso turístico.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Diecisiete de cada cien viviendas de Santiago están deshabitadas