La Xunta pagará 157.000 euros al año por el desvío de camiones de Milladoiro

Los vehículos pesados engordan el coste del peaje en la sombra del tráfico de la AG-56 y del vial de As Galanas


santiago / la voz

El desvío de camiones de gran tonelaje por la autovía AG-56 y por el corredor de As Galanas para evitar el paso prohibido por la N-550, en el tramo de la avenida de Rosalía de Castro, de Milladoiro, implicará que la Xunta asuma un coste anual que, según los cálculos de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, supondrá el pago de 157.000 euros.

Este importe se estima en base al acuerdo con la constructora de la autovía AG-56, que asumió la obra a cambio de un canon o peaje en la sombra que paga por cada vehículo que utilice esta vía de alta capacidad.

La alternativa planteada por Demarcación de Carreteras, la única posible en estos momentos, desvía el transporte pesado que circula en dirección Pontevedra por el enlace con la AG-56 una vez superada la rotonda de A Rocha (Santiago) y le da continuidad por el corredor de As Galanas, la AC-522, para desembocar nuevamente en la N-550, justo después de Milladoiro. El itinerario en sentido inverso es el mismo.

Esta restricción no afecta a los camiones que se dirijan a las áreas industriales de Milladoiro, pertenecientes a Ames y Teo, que tienen vía libre para cruzar la N-550 sin limitación alguna.

La Consellería de Infraestrutruras asume esta factura sin que en el trazado sobre el que tiene competencias disponga de señalización adecuada para evitar despistes, ya que el indicativo instalado por Demarcación de Carreteras para acceder al desvío desde A Rocha señaliza la alternativa en dirección a Noia y Pontevedra, pero una vez en la AG-56 no informa nuevamente de que el enlace con la N-550 debe tomar el corredor de As Galanas, ya que el tramo que sigue hasta Noia se dirige hacia Bertamiráns, la capital amiense.

Los indicativos para canalizar el tráfico pesado están a disposición de Infraestruturas, según señaló el Ministerio de Fomento a la Xunta en un oficio del pasado día 12, el mismo día en el que se puso en marcha la prohibición de paso al transporte pesado por Milladoiro.

A este respecto, la Xunta entiende que, al igual que ocurre con otro tipo de gestiones compartidas en materia de carreteras, es la Administración central la que tiene que solicitar los permisos oportunos ante la Xunta para colocar la citada señalización. Según Infraestruturas, esta solicitud no está cursada, por lo que están pendientes de recibirla.

En este conflicto, la Xunta insiste en que su intención no es poner impedimento alguno a la retirada de camiones de la N-550, mostrando como prueba de su disponibilidad el compromiso del pago del peaje en la sombra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta pagará 157.000 euros al año por el desvío de camiones de Milladoiro