¿De Ames a Londres? La excursión más merecida

El cartel de un menor en el que se ofrece a hacer distintos trabajos para poder costearse un viaje escolar se vuelve viral


Redacción

La historia, viral, arranca el lunes cuando un menor de 14 años, estudiante de tercero de ESO en el IES de Ames, refleja en un cartel su empeño, y sus desvelos, por poder acudir a una excursión escolar con destino Londres. Para poder costearse los 700 euros del viaje el estudiante se ofrece a realizar distintas actividades entre sus vecinos como limpiar hojas -«ya que estamos en otoño»-, sacar al perro, resolver dudas de clase (como máximo, de primero de ESO), ayudar con distintos trabajos (como de jardinería) o limpiar cristales.

Un amplio abanico de propuestas que dejó escritas en este cartel que introdujo en algunos buzones de su urbanización, en Ortoño. Un vecino, Manuel Cheda, sorprendido y admirado por su disposición y tesón, decidió alabarlo públicamente compartiendo el anuncio en sus redes sociales. Un reclamo que rápidamente se compartió de forma masiva con comentarios entre los que casi no hay discrepancia. El grito es unánime en la Red: «¡Este menor se merece ir a la excursion!». 

La repercusión ha sorprendido tanto al propio protagonista como a su padre, dueño de una peluquería en Bertamiráns. «É alucinante o amplio eco que poden ter as redes sociais aínda que esta iniciativa tamén serve para demostrar a xenta boa que hai», explica Juan Pato, aclarando que en las últimas horas muchos ciudadanos contactaron con el móvil que había en el cartel pidiendo un número de cuenta para poder ingresar dinero al menor. Agradecidos, lo rechazaron. «Non o fai por necesidade», aclara Pato. «Dende o principio díxome que quería ser el o que conseguise o diñeiro, poder costearse a excursión», aclara su progenitor, quien al principio receló de la idea al poder restarle tiempo para estudiar, máxime en época de exames. «Aínda así, ao final a apreciamos por ser moi positiva, por saber que do seu traballo e co seu esforzo pode sacar algo», destaca.

Juan Pato admite que, más allá de la notoriedad digital y de llamadas recibidas desde Madrid o Uruguay, la idea de su hijo también ha tenido mucho éxito en el ámbito local. «Hai veciños que lle pediron pasear o can; outros, que lles tirase a basura; outra coñecida tamén lle ofreceu a posibilidade de axudar aos seus dous fillos cos deberes», reconoce orgulloso. «O meu fillo está feliz», concluye.

También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Tags
Comentarios

¿De Ames a Londres? La excursión más merecida