Cada mes son rescatados 140 animales en la comarca, incluida fauna salvaje

Solo entre Santiago, Ames, Brión y Padrón se ocuparon de recoger el 74 % en la zona


Santiago / la voz

Aves, reptiles, roedores o mamíferos. La fauna en peligro que es auxiliada en la comarca por las distintas agrupaciones de Protección Civil y grupos de emergencias es variopinta y numerosa. En lo que va de año, han sido más de un millar de animales, domésticos y salvajes; una media superior a 140 al mes, según los datos que maneja la Axencia Galega de Emerxencias (Axega), desde la que se coordinan los avisos telefónicos solicitando su recogida.

Aunque perros y gatos están a la cabeza, las especies capturadas no dejan de sorprender a los efectivos que se ocupan de esta tarea. Por ejemplo, la agrupación de voluntarios de Santiago, se encargó el mes pasado de un murciélago en Doutor Teixeiro y de una tortuga herida en la rúa do Banquete de Conxo que se calló o fue arrojada desde una de las ventanas que da a la calle. En junio, de un hermoso loro encontrado en Angrois y de rescatar a varias gallinas vivas que fueron tiradas en un contenedor de la basura. En abril tocó una serpiente. En febrero, un búho herido encontrado en la zona de Brañas de Sar... Todos ellos fueron puestos en manos de Medio Ambiente, responsable de su traslado a un centro de recuperación. Y, de no necesitar tratamiento, se les buscó un hábitat adecuado.

Compostela está a la cabeza en la recogida de animales sueltos, labor que se reparten entre el servicio de lacería municipal y los voluntarios de Protección Civil. A 1 de agosto eran 226 los capturados, uno al día de promedio (sin descanso dominical ni por festivos). Y la cifra ha aumentado este año, tanto en este como en gran parte de los concellos de la zona.

Solo a una docena y media de capturas respecto a la capital gallega está Ames, donde Protección Civil recibió el triple de avisos por fauna suelta que por accidentes de circulación. Y tampoco se libran aquí de las especies salvajes. El mes pasado los voluntarios recogieron una cría de serpiente que se había colado en una casa de Bertamiráns y una marta en una urbanización de Biduído.

Entre el GES de Brión y voluntarios cogieron otros dos centenares de animales desde enero hasta finales de julio; y el grupo de emergencias supramunicipal y voluntarios de Padrón, más de un ciento. Solo en estos cuatro concellos se realizaron el 74 % de los rescates registrados por la Axega en los 25 concellos de la comarca, si bien es cierto que esta no contempla la actividad realizada a nivel particular o por refugios.

Estos últimos son claves, además, en la recuperación y búsqueda de un nuevo hogar para muchos perros y gatos recogidos por los equipos de emergencias. Los de Ames, por ejemplo, colaboran con el Refugio de Cambados, Teo y Vedra con Bando, y Ordes con Segunda Oportunidade.

«Hacen falta artilugios y mucha habilidad para algunas capturas»

Gaviotas, palomas, gorriones... Las aves son una de las especies que más veces se montan en los vehículos de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil (AVPC) de Santiago. La coordinadora jefe del equipo, Begoña del Río, explica que los rescates más complicados son los que se hacen en patios interiores, entre otros lugares de difícil acceso. El grupo que dirige ha socorrido hasta a ovejas. «Hacen falta artilugios y mucha habilidad para algunas capturas, porque muchas veces no se dejan coger, pero tenemos gente muy habilidosa», subraya.

Entre los 40 voluntarios que colaboran con la AVPC compostelana, hay desde estudiantes de 17 años (una decena de ellos están haciendo el bachiller internacional en el IES Rosalía), hasta bomberos, arquitectos, sanitarios, técnicos de drones, vigilantes de seguridad o jubilados. Todos, con un nexo en común, destaca: «Una vocación de servicio público muy grande». Porque, además de ser capaces de rescatar a media arca de Noé, también asisten en los accidentes en carretera (este año ya fueron movilizados en 337 ocasiones, una media de 48 veces al mes, prácticamente igual que en el 2017), y se ocupan de un sinfín de operativos e incidencias. Procesiones, conciertos o eventos deportivos, entre otros. Al sol o bajo la lluvia. Y, desde mayo, como cada año, se han convertido en los ángeles de la guarda de los peregrinos en sus últimos kilómetros.

Ayuda en el Camino

Se ocupan desde curar las ampollas o pequeñas heridas a los caminantes hasta de darles una palabra de aliento o una botella de agua. Acompañan a los grupos que llegan a caballo desde el Monte do Gozo. Se encargan de mantener a raya la maleza para facilitar la circulación. E incluso de corregir la señalización. «Hay gente que la cambia para que los peregrinos pasen por delante de sus negocios», indica Begoña del Río. Como mínimo, cada día hay cuatro voluntarios. Cubren varias rutas y llegan hasta O Pino, donde no hay Protección Civil.

«Siempre hace falta refuerzo», dice la responsable de la AVPC, quien señala que aunque el número de voluntarios va en aumento su colaboración «es algo cíclico».

Detectan un repunte de las mascotas abandonadas que acompañan a peregrinos

Entre los casos paradigmáticos en los que los datos de la Axega no llegan a reflejar la actividad real que se está llevando a cabo, está el de Ordes. En este municipio, una asociación sin ánimo de lucro gestiona el refugio municipal, Segunda Oportunidade. Hasta él llegan -por todo tipo de medios- perros y gatos extraviados. El número, según apuntaron en los últimos días fuentes del Concello, ha crecido.

El repunte se debe, principalmente, a los animales vagabundos que llegan con los peregrinos que realizan el Camino Inglés hacia Santiago. A pocos kilómetros de la meta jacobea, en la penúltima etapa, parece que muchos deciden desprenderse de los canes que les habían acompañado en su aventura hasta la capital gallega. Se produce así una concentración inusual de animales sueltos, procedentes en gran medida de otros concellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cada mes son rescatados 140 animales en la comarca, incluida fauna salvaje