Amplían análisis en el Tambre por la turbidez del agua y la muerte de peces

Controles entre Trazo y Ames, en cuya playa fluvial se prohíbe el baño hasta que se confirmen los indicios de que no hay contaminación

.

santiago / la voz

Las aguas del Tambre presentan unos niveles normales, según las muestras recogidas por el Ayuntamiento de Ames en la playa fluvial de Tapia, pero mantendrá la recomendación de evitar el baño hasta que lleguen al Concello los resultados de las analíticas que encargó a la empresa Espina e Delfín y los de los servicios de Sanidade de la Xunta. Estos análisis más detallados incluyen parámetros que no se conocen en las pruebas instantáneas que se realizan in situ en la playa fluvial, explicó el concejal de Medio Ambiente de Ames, Blas García. Las analíticas detalladas fueron solicitadas con carácter de urgencia para poder levantar las restricciones lo antes posible, siempre que las aguas no estén contaminadas. El gobierno local amiense espera tener los resultados definitivos hoy o mañana.

La alerta saltó al detectarse la presencia de peces muertos y moribundos con heridas tanto en Tapia como en otros puntos del río, en Ponte Alvar (Trazo). Algo similar había ocurrido hace quince días, y motivó la denuncia pública de los vecinos de la zona de Ponte Alvar. Estos señalaron que se realizaron inspecciones con resultado negativo.

El alcalde de Ames, José Miñones, indicó que los resultados de los análisis no detallados del fin de semana daban un PH del agua muy bajo, y también los niveles de oxígeno eran menores de lo normal. Con solo estos datos se podría justificar la mortandad de peces, de acuerdo con el regidor. Aun así, ante estos resultados, se optó por prevenir prohibiendo el baño y pedir análisis más completos. En la recogida de muestras de ayer, el PH estaba ya dentro de parámetros normales, pero aún era bajo; y el oxígeno también tenía resultados aceptables. Miñones explicó que todo apunta a que el problema podría no ser consecuencia de un vertido, sino de otro fenómeno que suele ocurrir cuando se producen alzas bruscas de la temperatura o debido a la lluvia ácida, que se produce con las altas temperaturas.

También los responsables técnicos del Concello de Santiago realizaron análisis del agua del Tambre en las playas fluviales de Chaián y en el Refugio, y los resultados tampoco arrojan contaminación, por lo que no se prohibirá el uso de la zona de baño. Asimismo se realizaron comprobaciones en la planta potabilizadora del Tambre, con igual resultado. Donde se mantiene la preocupación es en Ponte Alvar (Trazo). Según pescadores que frecuentan esa zona, se volvieron a encontrar truchas y escalos muertos. Ante esta situación, alertaron a Protección Civil por temor a que se trate de vertidos incontrolados al río de Tambre.

Por su parte, la plataforma vecinal contra el vertedero de Miramontes, en Santiago, reclamó «unha investigación rápida e eficaz» y aseguró que el 22 de junio aparecieron en Ponte Alvar «gran cantidade de peixes mortos» y el río «presentaba unha tonaliade moi escura, con escuma e desprendía mal cheiro».

Algunos vecinos optaron por zambullirse en Tapia ante la falta de bandera roja por la mañana

La bandera roja que advertía del peligro y de la prohibición del baño en la playa de Tapia no estaba colocada ayer por la mañana en el recinto. Esta circunstancia, y el hecho de que tampoco hubiera carteles informativos recomendando no bañarse en el río, hizo que algunos vecinos que acudieron a primeras horas de la mañana se dieran un chapuzón en el Tambre.

Un grupo de vecinos, entre los que había varios niños, se quejaron del hecho de que faltara información y apuntaron que un operario del Concello les avisó del problema cuando vieron a los niños bañarse. A otra pareja, con un bebé, también les indicaron que tiraran el agua de la pequeña piscina de plástico que habían preparado para el pequeño, y aseguraron que tampoco sabían que la playa tenía problemas. Muy cerca de ellos, un hombre hacía oídos sordos a las recomendaciones y se daba un largo chapuzón en el río.

Según informó el concejal amiense de Medio Ambiente, Blas García, la bandera se iza solo en los horarios en los que están los socorristas de la playa, porque no puede dejarse durante toda la noche. El servicio de socorrismo está en la playa de 11 a 21 horas durante los fines de semana; y de lunes a viernes, solo entre las 15 y 21 horas. En este horario, los socorristas se encargan de colocar la bandera en el mástil, pero se retira fuera de ese margen para evitar sus sustracción. El edil indicó que se estaban preparando unos carteles para colocar en la playa fluvial. Aun así, insistió en que el Concello de Ames recomienda no usar las zonas de playa hasta que se tengan todos los resultados de las analíticas de las aguas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Amplían análisis en el Tambre por la turbidez del agua y la muerte de peces