Los comedores escolares de Ames están desbordados por la demanda de plazas

Las asociaciones de padres de todos los centros hacen frente común para que el Concello dé servicio a todos los niños


santiago / la voz

El crecimiento demográfico de Ames convierte a este municipio en uno de los concellos con una edad media más baja de toda Galicia, pero también genera mayores problemas a la hora de atender la demanda de servicios para la comunidad escolar.

A las dificultades para matricular a todo el alumnado en los centros que le corresponden se suma un hándicap extra: que los demandantes del comedor escolar puedan disponer de él. El Concello amiense garantiza, en base al contrato del servicio, a un máximo de 1.254 comensales repartidos por todos los centros, en función de las solicitudes y del espacio físico.

El incremento de demanda provoca que en todos los centros escolares del municipio tenga que aplicarse un baremo para asignar las plazas, lo que generará listas de espera en todos ellos.

Representantes de todas las asociaciones de padres del municipio analizaron el 20 de marzo la situación y acordaron crear un frente común para defender los servicios de conciliación, presentar un documento conjunto al Concello con todas sus demandas y pedir una reunión.

El principal problema, según alerta la secretaria de la Asociación de Nais e Pais de Alumnos de la Escola de Educación Infantil Milladoiro, Carmen González, se da en este centro para alumnos de entre 3 y 6 años. En él, la demanda de plazas de comedor es superior a la media, ya que de los trescientos inscritos, en torno a los doscientos disponen de plaza de comedor escolar, mientras que la media del resto de centros se sitúa en una plaza de comedor por cada dos escolares. Esto no impide que en los colegios de Ventín (Milladoiro) y A Maía (Bertamiráns) sea necesario realizar dos turnos para cubrir el servicio

El plazo de solicitud de plazas para los servicios de madrugadores, comedor escolar y planes de conciliación por las tardes terminó el pasado lunes, confirmándose esta saturación. A finales de mes quedará definido el mapa escolar de cada centro y con las matrículas previstas para cada uno de ellos comenzarán a repartirse las plazas de comedores escolares. A partir de ese momento, el Concello organizará el servicio y aplicará los baremos para priorizar las plazas, reconociendo que nunca se puede garantizar el comedor a todos los usuarios, aunque, según recordó ayer el edil de Educación, David Santomil, este año llegarán al techo de los 1.254 menús diarios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los comedores escolares de Ames están desbordados por la demanda de plazas