El problema de la plantilla amenaza la implantación del parque comarcal

El Concello señala que los 65 bomberos, que tardarán un año, no son suficientes


santiago / la voz

La reunión de la Xunta de Galicia con los municipios de la comarca para la implantación del parque de bomberos comarcal suscitó el visto bueno. Pero los alcaldes no ven suficientemente atado el servicio por el problema del personal. Ven bien su puesta en marcha, pero no ven resuelto el proyecto. Y la propia Xunta se muestra consciente de ello.

La principal aportación al parque comarcal, sin la cual el servicio sería imposible de ofrecer, parte del Ayuntamiento de Santiago. Este pone a disposición sus instalaciones reforzadas. Pero no sería suficiente, según señala el gobierno municipal, para atender el área metropolitana que estaría bajo el paraguas del servicio, integrada por once ayuntamientos.

En la reunión se habló de la posibilidad de ir implementando el servicio por fases, de forma que en un primer momento los bomberos de Santiago pudiesen atender las emergencias de los municipios que cuentan con edificaciones elevadas, por ejemplo Ames y Teo. También Oroso tiene inmuebles altos en Sigüeiro y sus urbanizaciones.

Pero es imprescindible solucionar las dificultades que conlleva la tasa de reposición para dotarse del personal necesario. Señalan los responsables locales compostelanos que si ello se logra se estudiarán los plazos para ir incorporando efectivos.

Asimismo se vería si la comarcalización se implanta por fases o llega a todos los municipios al mismo tiempo. Lo que tiene claro el Concello de Santiago es que «o persoal que hai agora non dá para atender a un parque comarcal das dimensións do que estamos falando».

Pero con los 65 efectivos que tiene previsto agregar Raxoi por su cuenta tampoco se podría prestar la atención adecuada a un servicio comarcalizado, únicamente a través de soluciones parciales. No obstante, resalta el gobierno compostelano que lleva bastante tiempo disponer de los 65 agentes antiincendios. Estima que antes de un año esos efectivos no podrán conseguirse. En todo caso, puntualiza el ejecutivo local que «non está aínda nada decidido».

Habrá nuevas reuniones con los representantes municipales en este proceso de comarcalización del parque de bomberos pero entretanto, como indicó el director xeral de Emerxencias, Luis Menor, es preciso concretar el proyecto por parte de las tres administraciones (Xunta, Concello de Santiago y Diputación). La Xunta expresó la voluntad de exportar la iniciativa a otras ciudades hasta que más del 90 % de la población gallega esté a veinte minutos de la sede antiincendios.

Además, y a diferencia de la anterior experiencia comarcal, ningún municipio habrá de aportar fondos para el funcionamiento del servicio, salvo Ames por alcanzar los 20.000 habitantes.

El objetivo de los impulsores del parque de bomberos es que se vayan dando pasos importantes en el transcurso de este año y esté funcionando con normalidad en el 2019. ¿A pleno rendimiento? Eso solo podrá suceder si se resuelve, como esperan las administraciones, la tasa de reposición que limita la plantilla. Son más de una veintena los efectivos que habría que agregar a los del Ayuntamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El problema de la plantilla amenaza la implantación del parque comarcal