El veto de Ames a la EDAR de O Souto reabre el debate sobre su ubicación

Este Concello defiende la localización en Silvouta y no ve factible la opción de Sisalde


santiago / la voz

El proyecto para la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Santiago en O Souto vuelve a estar en entredicho, y esta vez con un enemigo con fuerte capacidad de veto, el Concello de Ames, que ayer anunció que promoverá «todas as medidas legais e administrativas pertinentes» en contra de la ubicación de la planta. El Ayuntamiento amiense, tras meses de espera y una vez que la Plataforma en Defensa do Río Sar confirmó la admisión a trámite de un recurso contra el anteproyecto, ha hecho suya la argumentación medioambiental de este colectivo, que cuestiona el emplazamiento en O Souto. Como alternativa apuestan por ampliar las instalaciones de Silvouta, retomando el proceso en el apartado del informe de impacto ambiental, que fue anulado por una sentencia en el año 2015. También reclaman el sistema de depuración menos contaminante y en una planta cubierta.

El gobierno amiense tiene la baza de que el Concello no fue consultado sobre el cambio para O Souto cuando se sometió en el 2014 al estudio de impacto ambiental, pese a que la ubicación de la EDAR esta prevista a cien metros del municipio.

En base a estos hechos, el alcalde amiense, José Miñones (PSOE), afirmó que «peor non se puideron facer as cousas» y reiteró, junto con Javier García (CP) y David Santomil (BNG), ediles, respectivamente, de Medio Ambiente y Patrimonio, que el Concello rechaza «frontalmente» la ubicación en O Souto «polo impacto ambiental, patrimonial e a falta total de garantías xurídicas». Miñones señaló que la opinión de Ames es la misma que en su día recogían los informes técnicos de la Consellería de Medio Ambiente y también del Concello de Santiago, que alertaban del gran impacto ambiental que tendría la obra y del elevado gasto que tendría esa planta debido al consumo de energía para bombeos. «Serán outros os que teñan que explicar por que nese momento non se tiveron en conta estas alegacións», concluyó.

Sisalde, una quimera

El Concello de Ames reconoce que existe una tercera vía, que pasaría por ampliar la planta de Sisalde para depurar también los residuos de Santiago, pero matizó que aún están esperando que la Xunta asuma el compromiso anunciado en el 2012 para ampliar esta depuradora, para la que también reclaman mejoras porque está obsoleta. Recordó Miñones que esta alternativa también fue rechaza por criterios técnicos, al igual que la de O Souto.

Santiago resalta la inseguridad jurídica de cualquier alternativa y alerta «do risco» de que la ciudad quede años sin depuración

Tras conocer la decisión amiense de presentar alegaciones al proyecto de O Souto y de recurrir judicialmente contra ese emplazamiento si fuese necesario, el alcalde capitalino, Martiño Noriega, reconoció que cualquier alternativa para la depuración de aguas de Santiago está cargada «da inseguridade xurídica que dan os recursos presentados contra a planta do Souto e a sentenza do estudo de impacto ambiental da ampliación de Silvouta». A esta situación añade el regidor la «discriminación» a Compostela para que aporte el 20 % del presupuesto, «o que suporía uns quince millóns de euros de fondos propios, unha cantidade que consideramos inasumible, e que a cidade podería perder».

Noriega reconoció igualmente «o risco de que Santiago quede anos sen depuración» y recordó que el problema con la ubicación de la planta depuradora «creouse cun goberno do PP na Xunta con Agustín Hernández de conselleiro, con Conde Roa como alcalde do PP e tamén cun goberno popular en Ames».

Tras el fallo en el 2015 contra el proceso de ampliación de Silvouta, el gobierno de Compostela Aberta, explicó Noriega, apostó por la opción de minimizar el impacto de la planta de O Souto con un cambio de sistema de depuración en planta cerrada, pero el descubrimiento de nuevos elementos patrimoniales en la zona y el recurso de la plataforma recientemente admitido a trámite lastraron esta alternativa.

El gobierno compostelano anunciará esta semana sus siguientes pasos, sin descartar más contactos para explorar la opción de Sisalde, una posibilidad en la que de nuevo el Ayuntamiento de Ames, y también el de Brión, tienen un papel determinante. Noriega, que expresó su respeto institucional a la decisión de Ames, da por hecho esa reciprocidad con Santiago.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El veto de Ames a la EDAR de O Souto reabre el debate sobre su ubicación