Adeus Carmela

Cristóbal Ramírez

A BAÑA

19 may 2022 . Actualizado a las 12:03 h.

Inexorablemente, a medida que sale el sol un día sí y otro también todos nos vamos enterando de que esta o aquel nos han dejado. Recibimos un impacto más o menos fuerte dependiendo de la relación, y la vida continúa, esperando que mañana no nos toque. En ocasiones alguien nos informa de que se fue una persona que hasta ese momento ya ni recordábamos.

Es lo que me pasó con Carmela Iglesias, una profesora que dejó una gran huella en A Baña, fortísima defensora del gallego cuando se empezaba a reivindicar en todos los ámbitos. Nacionalista, mujer de muy fácil trato para unos y de muy difícil para otros porque se encerraba. Y llegó un momento en que cortó con casi todos, se encerró más, sufrió una enfermedad, luego su memoria se borró y el tiempo continuó su curso.

A Carmela la conocí durante mi estancia de tres años en Negreira y de la mano del infatigable —¡sigue siéndolo hoy, que con 70 primaveras acaba de publicar su primer libro!— Santiago Carballido, todo un personaje, otro que dejó huella por donde pasó. Mejor dicho, me conoció ella a mí, puesto que yo tenía relación anterior con su hermano Miguel, concejal de Porto do Son.