Los concellos rurales de Compostela perdieron 6.265 vecinos en una década

Santa Comba y A Baña son los municipios con peor evolución demográfica

.

Santiago / la voz

El rural gallego se desangra y los ayuntamientos del área de Compostela no son una excepción, pese a su privilegiado emplazamiento en comparación con los municipios de las provincias de Lugo y Ourense.

De los 25 concellos que conforman el área metropolitana adscrita a Santiago, y que se corresponden en buena medida con las comarcas políticas de Compostela, Ordes, Sar, Arzúa, Melide, Xallas y Barcala, la pérdida de población se ceba con los ayuntamientos más pequeños, ya que todos ellos (A Baña, Boimorto, Boqueixón, Dodro, Frades, O Pino, Rois, Santiso, Toques, Tordoia, Touro, Trazo, Val do, Dubra y Vedra) han sufrido en la última década un severo recorte en sus censos.

Comparando las estadísticas del año 2006, en el que los municipios citados anteriormente tenían 53.172 habitantes, el saldo negativo es, oficialmente, de 6.265 personas, ya que ahora en los mismos concellos están censadas 46.907 personas.

El caso más grave es el de A Baña, que ha perdido casi mil vecinos desde el año 2006, lo que supone una merma demográfica que supera el 20 %. Y aunque esta caída llame la atención, la sangría no es menos preocupante para el municipio de Santiso, que en el censo del Instituto Nacional de Estadística registraba 2.116 habitantes en el año 2006 y ahora solamente tiene censadas a 1.672 personas. Santiso, junto con Toques, son los concellos con menos población de área de influencia de Santiago y no hay ningún síntoma que augure un cambio de tendencia. Si la evolución se mantiene, a corto plazo Boimorto pronto les hará compañía (2.111 vecinos en el censo actual y 2.410 en el de hace diez años).

Santa Comba, el peor dato

Con la salvedad de Ordes y Negreira, los concellos cabecera de comarca también están perdiendo la batalla contra las estadísticas. En los últimos diez años Santa Comba bajó de categoría cuando su censo cayó por debajo de los diez mil habitantes, al igual que años atrás le ocurrió a Padrón. La capital xalleira contaba en el 2006 con un censo de 10.647 personas, pero el último informe del INE, que convierte en oficiales los datos de población a 1 de enero del 2016, el número de vecinos ha caído en 1.091 habitantes, el mayor desplome en términos absolutos de todo el área compostelana. Por el contrario, el concello vecino de Negreira ha conseguido mantenerse ajeno a la caída, ya que ha incrementado su registro de población en 430 habitantes más.

Compartir lindes con Santiago y pertenecer a su comarca no es ninguna garantía para elevar el censo. Sobran ejemplos. Así, Val do Dubra es el concello que más población pierde y también el que lo hace a mayor ritmo (pasó de 5.580 a 3.974 habitantes) mientras Boqueixón bajó de 4.406 a 4.291. Y Vedra (5.012 vecinos) sigue en la cuerda floja para la brecha de los cinco mil habitantes.

997

A Baña

Este municipio pasó de 4.642 habitantes a solo 3.645.

375

Ordes

El municipio pasó de 12.294 a 12.669 vecinos censados

1.091

Santa Comba

Es el municipio con mayor desplome demográfico.

Votación
2 votos
Comentarios

Los concellos rurales de Compostela perdieron 6.265 vecinos en una década