El piloto compostelano Luis Penido recuerda una prueba con miles de aficionados en todo el trazado

Ignacio Javier Calvo Ríos
N. CALVO LA VOZ / SANTIAGO

SANTIAGO

CEDIDA

Ocupa el cuarto puesto en la clasificación general del Campeonato de Europa de la categoría 5

18 may 2024 . Actualizado a las 19:56 h.

El piloto compostelano Luis Penido llegó a Portugal en el cuarto puesto en la clasificación general del Campeonato de Europa de la categoría 5. El gallego tiene 18 puntos y está por detrás del italiano Lukas Bicciato (33), del austríaco Mayer (33) y del líder de la categoría, el húngaro Norbert Nagy, que suma 50 puntos.

La intención en Portugal es la de «aprovechar las buenas sensaciones. El coche está bien y nosotros nos sentimos bien. La motivación es buena y competimos con mucha esperanzas contra buenos pilotos de otros países que dominan esta categoría», explicó Penido antes de poner rumbo a Portugal.

«A Falperra es una carrera histórica. Me hace siempre mucha ilusión volver a correr allí. Ya tengo experiencia de la edición del año pasado. Hay mucha gente en las cunetas, miles de personas viendo la prueba durante todo el fin de semana. Es un gran espectáculo», concluyó Penido.

Una aventura

Recordó que «este curso nos involucramos en una aventura muy bonita y complicada, ya que el plan de competir en el Campeonato de Europa de Montaña va muy bien, gracias a nuestros patrocinadores y al esfuerzo de todo nuestro equipo. Hace cinco días estábamos compitiendo en Asturias y ahora nos toca Portugal».

El piloto santiagués celebró el Día das Letras Galegas camino a tierras portuguesas en busca de un buen resultado en la tercera prueba del Campeonato de Europa de Montaña, la Rampa da Falperra. Penido empezó esta temporada de forma notable al volante de su Mini N2 JCW, sumando valiosos puntos en las dos primeras carreras. En Austria se puso a prueba contra los mejores de su categoría y en la subida internacional al Fito estuvo cerca de acabar en el podio.

En buena forma

Este fin de semana en Falperra, el piloto gallego llegó en buena forma, tanto física como mental, con un coche en perfectas condiciones.

La subida a Falperra arrancó el viernes y concluye este domingo. Se trata de una prueba con mucha exigencia y emociones.