Nuevo revés para el aeropuerto de Santiago: Eurowings cancela la ruta con Colonia, la única nueva para esta temporada de verano

S. Lorenzo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

La filial de bajo coste de Lufthansa suspende la venta de billetes y Lavacolla desaparece de su programación

14 jun 2024 . Actualizado a las 21:04 h.

El aeropuerto de Santiago sigue inmerso en la espiral de recortes de rutas internacionales. Después de ver reducida a menos de la mitad sus conexiones exteriores durante la pasada temporada de invierno, al conservar solo 6 de las 14 que las aerolíneas programaron en la campaña del 2023, ahora el Rosalía de Castro se queda sin el que era el único destino nuevo para esta temporada de verano, el que Eurowings iba a operar con la ciudad alemana de Colonia.

Después de varias semanas despachando billetes a través de su web para un enlace cuyo estreno estaba programado para el próximo 4 de mayo —con precios que rondaban los 199 euros por trayecto de ida y vuelta—, la filial de bajo coste de Lufthansa ha cancelado cualquier referencia a esa conexión. No es que haya pospuesto el inicio de los vuelos entre Santiago y Colonia-Bonn con arreglo a un nuevo calendario, es que Lavacolla ni siquiera figura ya entre los aeropuertos en los que opera o tiene previsto operar en esta temporada estival.

El Rosalía de Castro se queda así sin el que iba a ser el tercer destino en Alemania conectado con Galicia a través de vuelo directo, ya que se sumaría a Fráncfort-Main (ruta en la que Lufthansa reanudó sus servicios el pasado 23 de marzo) y Memmingen (conexión en la que Ryanair retomó las operaciones el 31 de marzo). Eurowings había programado dos vuelos directos semanales entre Santiago y Colonia, los martes y los sábados, desde el 4 de mayo hasta el 26 de octubre. Es decir, la previsión de la aerolínea era suspender sus servicios en esa ruta cuando rematara esta campaña estival. Pero finalmente ni llegará a estrenarla.

El precedente de Lisboa

Además, la pérdida de esta ruta también deja a los viajeros gallegos sin otro de los atractivos que ofrecía ese nuevo destino para este verano, que era la posibilidad de enlazar en vuelo directo desde Colonia con otras ciudades conectadas por Eurowings, como Berlín, Hamburgo, Viena o la chipriota Larnaca.

Aunque este tipo de decisiones no son frecuentes en vuelos ya programados, y para los que incluso había comenzado la venta de billetes, sí existe algún precedente. El más significativo de los que afectaron al aeropuerto de Santiago fue la cancelación de la ruta con Lisboa con la que la aerolínea TAP iba a recuperar los enlaces directos con Galicia que había suspendido en el otoño del 2018. Después de anunciar la ruta para la primavera del 2020, la pandemia obligó a la compañía portuguesa a mudar sus planes y retrasar el inicio de las operaciones al 1 de junio del 2021. Pero la que iba a ser la gran novedad de aquel verano en el Rosalía de Castro quedó pospuesta para el 31 de octubre, de cara a la campaña de invierno 2021-2022. Al final, TAP no llegó a operar esa ruta, de la que nunca más se supo.

PACO RODRÍGUEZ

Nuevo paso atrás en una oferta exterior que ya partía con un 9 % menos de plazas que en el 2023

La desaparición de la ruta Santiago-Colonia de la programación de Eurowings para este verano supone un revés adicional en la ya mermada oferta exterior de Lavacolla para la campaña estival que comenzó hace 10 días. Los dos servicios semanales —cuatro con los enlaces de vuelta— que había programado la filial de Lufthansa en esa ruta sumaban alrededor de 120 vuelos hasta el 26 de octubre, operaciones que habrá que recortar de las 2.800 exteriores previstas inicialmente por las compañías que operan en el Rosalía de Castro para esta campaña estival. Es una reducción añadida en un panel de vuelos que, en vísperas del inicio de esta nueva temporada, ya calculaba en un 9 % el recorte de servicios con otros destinos europeos, merma que ascendía hasta el 9,3 % en cuanto al número de billetes a la venta para esos enlaces internacionales.

En este declive son determinantes las decisiones adoptadas por Ryanair, que optó por mantener la supresión de las rutas con Burdeos y Marsella que aplicó a principios del otoño pasado, y que renunció también al enlace con París (Beauvais), que la compañía justificó, entre otros motivos, en una subida de las tasas aeroportuarias. Aunque también resultaron elocuentes los movimientos de EasyJet, que este verano ha optado por no operar su habitual ruta con la terminal londinense de Gatwick, y de Transavia, que tampoco rescatará su conexión estival con París.

Con todo, la estimación es que este menor peso de la oferta exterior no impedirá a Lavacolla cerrar la campaña estival en positivo, ya que el auge de los destinos de sol y playa, con un refuerzo del 5,4 % en relación al verano del año pasado, compensará el recorte de los internacionales. Las conexiones con Barcelona (14 servicios semanales), Valencia (26) y Málaga (20) son este verano las que más se refuerzan.