El Ayuntamiento de Santiago comienza a ver la luz sobre la titularidad del local que ocupa en la antigua sede sindical

La Voz SANTIAGO

SANTIAGO

El local en litigio se localiza en este edificio en la confluencia de las calles Xeneral Pardiñas y República do Salvador, en el Ensanche
El local en litigio se localiza en este edificio en la confluencia de las calles Xeneral Pardiñas y República do Salvador, en el Ensanche SANDRA ALONSO

Dos sentencias concluyen que el local debía cedérsele libre de cargas, afirma la alcaldesa, aunque advierte que no son definitivas

10 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ayuntamiento comienza a ver la luz hacia una resolución favorable a sus aspiraciones de que se reconozca su titularidad sobre el inmueble de 450 metros cuadrados que ocupa en la primera planta del edificio que acabó sustituyendo a la antigua sede de las centrales sindicales, en la confluencia de las calles Xeneral Pardiñas y República do Salvador. El Ayuntamiento ha recibido dos sentencias, de las que dará cuenta en la Xunta de Goberno del próximo lunes, favorables a sus intereses, según indicó ayer la alcaldesa, Goretti Sanmartín (BNG), sentencias que determinan la entrega del local al Concello libre de cargas.

Aunque ninguno de esos fallos judiciales es firme —el litigio lleva años en los tribunales, en distintos frentes y están pendientes otros pronunciamientos—, la regidora entiende que se empiezan «a sentar as bases de recuperación definitiva deste inmoble municipal», en el que, entre otros servicios, se ubica el programa Apego.

Las sentencias rechazan los recursos interpuestos por la sociedad inmobiliaria que había adquirido el local como resultado de la ejecución por parte de un banco de una carga hipotecaria que la promotora del edificio no atendió, expuso Sanmartín. Los fallos judiciales determinan que «a promotora ten a obriga de entregar o local libre de cargas» y que «debe inscribilo», dijo, en el Registro de la Propiedad a favor del Ayuntamiento. Y «se non o fai, o Concello está habilitado a facelo», añadió Sanmartín, quien confía en una resolución definitiva favorable.

Ese local correspondía al Ayuntamiento por convenio urbanístico cuando se decidió el traslado de las sedes sindicales a San Lázaro y se edificó de nuevo esa céntrica esquina, pero la promotora lo hipotecó con el resto del edificio —lo que dio lugar a un prolongado litigio— y acabó saliendo a subasta. El Concello defiende que ese local debía entregarse libre de cargas y que por tanto no era hipotecable.