Jordan Domínguez, jugador del Compostela: «Nos falta a todos dar un paso más»

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El centrocampista, que se perdió las dos últimas jornadas, ya trabaja con el grupo

01 feb 2024 . Actualizado a las 21:37 h.

Jordan Domínguez se perdió los dos últimos partidos de Liga. Tal y como él mismo explica, venía arrastrando molestias desde diciembre en la zona de los isquiotibiales, problemas que derivaron en una microrrotura. Las últimas pruebas constataron que la zona dañada ya está cicatrizada y esta semana el centrocampista ya trabaja con el grupo, con buena sensaciones. «Si todo sigue así —apunta— el míster podrá contar conmigo».

El equipo afronta dos desplazamientos complicados, a Zamora y Ourense, rivales de la zona noble. No se va a decidir la Liga en quince días, pero son dos choques que pueden marcar el paso al Compos. Al analizar la situación, Jordan hace suyo aquello de que necesidad obliga: «Vienen dos partidos difíciles. Lo cierto es que todos lo son, pero ahora nos toca visitar al que va de tercero y al primero, que nos ganaron en San Lázaro. Teníamos que haber sumado algo más, no fue así y ahora hay que hacer los deberes en casa de equipos fuertes. Estamos con muchas ganas».

Después de un mal inicio de curso, que le costó el puesto a Manel Menéndez, el Compos mejoró y consiguió escalar puestos en la clasificación. Pasó a ser un equipo más competitivo, pero sin terminar de dar un golpe encima de la mesa, sobre todo en su fútbol de ataque. Jordan comparte la reflexión: «Con Míchel hubo un cambio de rumbo, pero es verdad que nos falta consolidarnos en zona de play off. Solo estuvimos en esas plazas una jornada, aunque ahora las tenemos muy cerca. Hay que seguir apretando».

Abunda en el análisis: «Nos falta a todos dar un paso más y generar más para tratar de encontrar esa continuidad de ganar partidos, en el campo que sea, y sabiendo que no es fácil en ninguno».

El plus de los refuerzos

Es optimista y está convencido de que los fichajes de invierno le van a dar un plus al Compos. Todos le han causado una buena impresión.

De David Grande valora que «va a dar cosas diferentes». El gran referente en punta es Manu Barreiro, «un jugador de otra categoría». Pero ahora tiene un recambio natural. O los dos pueden coincidir, como se vio ante el Covadonga. «Es un delantero de lucha, corre más al espacio», apostilla Jordan. De Manu Ramírez apunta que «nada más verlo entrenar ya ves que es un futbolista de calidad». En el caso de Escoruela subraya que «tiene una gran zurda y es un lateral que también nos va a dar mucho en ataque». Completa el póker Roque, «que es de casa. Ya se está enchufando, porque llevaba tiempo sin jugar».

Cuatro derrotas en casa y diez puntos a domicilio, dos registros que frenan al equipo

Si solo computasen los resultados de casa, el Compos sería sexto en la clasificación, a pesar de que se le han escapado doce puntos en cuatro derrotas. No empató ningún partido y ganó los otros siete duelos. Solamente la Gimnástica de Torrelavega y el filial del Valladolid han perdido más partidos como locales, seis y cinco, respectivamente.

Si solo computasen los resultados a domicilio, el Compos sería décimo, con un balance de dos victorias, cuatro empates y tres derrotas.

Ese peldaño que sí han subido los primeros clasificados es el que se le resiste a la Sociedad Deportiva Compostela. Jordan Domínguez también es claro al poner el foco sobre esa trayectoria: «En casa se nos han escapado demasiados puntos y fuera también hay que sacar algo más. Estamos concienciados para tratar de conseguirlo. Nos acercamos ya al tramo final de la temporada y estamos mentalizados para intentar llegar en las mejores condiciones».

  

El primer escollo en el camino

El primer escollo, este domingo en el Ruta de la Plata, es de los de órdago a la grande. El centrocampista del Compos llama la atención sobre un dato que habla de lo rocoso que es el Zamora: «Solo llevan encajados nueve goles. Va a ser un rival muy complicado. Además, vienen de una racha de seis o siete partidos sin perder. Aquí nos ganaron 0-1. Pero si estamos a nuestra altura podemos ponerles las cosas muy difíciles».

Resalta que es un colectivo de un corte distinto al de la pasada campaña, pero igualmente uno de los colosos del grupo: «Ahora es un equipo más de correr, de bloque más bajo, con un fútbol más directo. Arriba juegan mucho por bandas, con gente que puede marcar. Tendremos que estar muy atentos a los detalles».

Para terminar de preparar ese encuentro, Míchel Alonso dispone todavía de dos sesiones de trabajo. El Compos visitará el domingo al Zamora, a las 17.30, y la semana próxima volverá a jugar a domicilio, ante el actual líder, el Ourense. Será el sábado 10 a las 17 horas en el Municipal de Oira.