El Compos despertó a tiempo ante el Covadonga (2-0)

SANTIAGO

Sandra Alonso

Parapar y Manu Barreiro marcaron los goles en la segunda mitad y fue titular el juvenil Baña

27 ene 2024 . Actualizado a las 20:16 h.

La Sociedad Deportiva Compostela despertó en el descanso y se reencontró con los tres puntos ante un Covadonga inofensivo. Marcó dos goles y pudo caer alguno más, pero no dejó de ser una victoria con poco brillo que le vale para dormir en puestos de play off, a la espera de los resultados del domingo.

En la primera parte el discurso de Míchel Alonso previo a la contienda, invocando un equipo valiente, protagonista, que agobiase al rival, no encontró eco. Antes al contrario, el Compos se pareció al del inicio de curso, sin ángel, sin ideas, un grupo que ni atacaba ni defendía bien, sin movilidad. Fue incapaz de inquietar la portería de Aramburu.

El técnico mantuvo su apuesta por una defensa de tres centrales, con tres retoques en el once. Roque empezó como lateral derecho y para el doble pivote escogió a Samu y al juvenil Baña, que no desentonó.

Para encontrar algo en el haber ofensivo del conjunto azul y blanco hay que apelar a la generosidad y rescatar un buen centro de Escoruela en el que Parapar evidenció que no es un rematador. Y al filo del descanso, un pase de Samu que dejaba solo a Juampa Barros ante el arquero. El línea, bien situado, pitó fuera de juego.

El Covadonga no fue un equipo que mordiese, pero tampoco timorato. Situó la línea de defensa cerca de la divisoria y por momentos trató de apretar la salida de balón local. La mejor ocasión fue suya, antes de llegar al cuarto de hora. Pero Samuel Pérez no estuvo fino en un control dentro del área que lo hubiese dejado solo delante de Pato Guillén. Los asturianos también dispusieron de un par de remates en acciones a balón parado, tímidos y fáciles de atajar para el guardameta.

Tras el intermedio volvieron los mismos once protagonistas en cada lado, pero el encuentro fue otro. Entre otras cosas, porque los locales tardaron menos de un minuto en abrir el marcador. Samu abrió a la izquierda para Escoruela y el lateral trazó un pase venenoso hacia el punto de penalti. Esta vez Parapar sí maniobró bien, atacó el espacio y golpeó de primeras al fondo de la red.

Ya antes del intermedio Juampa se metió más hacia dentro, para dejar más pista para las galopadas del lateral. Y por ahí hizo mucho daño el Compostela.

Así llegó el segundo tanto, esta vez con Juampa poniendo el centro y Manu Barreiro ejecutando en carrera. Sin alardes, ya se veía un Compos más vivo, con más presencia en campo contrario.

No hubo mucha más historia, más allá del estreno en San Lázaro de Manu Ramírez y David Grande. No marcaron, pero dejaron entrever que le pueden dar aire al equipo arriba. Un fuera de juego muy dudoso evitó que el centrocampista anotase. Y también tuvo una muy clara Hugo Matos. Chutó fuera.

El Covadonga apenas inquietó. Y la opción más clara fue un inexplicable regalo de David Soto, con un pase hacia Pato Guillén innecesario. Se aprovechó Ariel Herrero, pero el portero tapó bien. Ya en la primera parte había hecho una parecida Euse, que casi marca en propia meta. El guardameta tuvo tiempo de reaccionar y salvar sobre la línea.

Ficha técnica

 Compostela 2: Pato Guillén; Roque, Kike, David Soto, Euse, Escoruela; Pararapar (Manu Ramírez, min 64), Samu (Jaime Santos, min 81), Baña (Xoel, min 64), Juampa (David Grande, min 64); y Manu Barreiro (Hugo Matos, min 74).

 Covadonga 0: Aramburu; Nino (Vicente, min 71), Morilla (Figar, min 71), Trabanco, Álvaro García; Samu (Santu, min 63), Aitor Elena (Nico, min 82), Tineo, Turmo; Asiér Gómez (Berto, min 63) y Ariel Herrero.

GOLES: 1-0, min 46: Parapar. 2-1, min 61: Manu Barreiro.

ÁRBITRO: Muñoz Moreno. Amarillas a los visitantes Aitor Elena y Tineo.

INCIDENCIAS: Vero Boquete de San Lázaro.