Los cortes del Pombal y del Hórreo auguran semanas complicadas para el tráfico en el centro de Santiago

La Voz SANTIAGO

SANTIAGO

Sandra Alonso

El cierre del carril de subida de la calle que bordea la Alameda empieza mañana

07 nov 2022 . Actualizado a las 18:55 h.

Finalmente no será hoy, sino mañana, cuando vuelva a cerrarse un carril de circulación —el de subida— en la calle del Pombal durante todo lo que queda de este mes de noviembre y principios de diciembre, inicialmente, ya que el Concello señaló que tendría una duración «aproximada» de treinta días, período de tiempo necesario para afianzar el talud en el tramo que falta, tres años después del desprendimiento de una gran roca que obligó al Concello a intervenir.

Inicialmente, Raxoi había avisado de que este corte de tráfico, que tiene una gran incidencia en esa zona debido a la gran densidad circulatoria que soporta, comenzaría hoy, pero posteriormente rectificó la fecha y la demoró veinticuatro horas, por lo que previsiblemente será efectivo a partir de las nueve y media de la mañana de este martes. Los vehículos, incluidas las líneas de transporte público urbano, se desviarán en el cruce con Galeras por las calles de Poza de Bar y de San Lourenzo hacia el Campus Vida, tal como ya se hizo entre enero y julio de este año para llevar a cabo la construcción del muro que resolvió el problema de estabilidad del talud en la parte de titularidad municipal de los terrenos. La intervención que obliga a realizar este nuevo corte de tráfico es la tercera en el citado talud, y corresponde a la parte privada.

Pero no será esta la única incidencia con serio impacto sobre el normal transcurrir del tráfico rodado en Santiago, ya que el Concello anunció que hoy mismo comenzarán las obras de construcción de la nueva rotonda de la calle del Hórreo, la proyectada a la altura de San Pedro de Mezonzo. En este caso, el corte de tráfico, que afectará a la rúa do Hórreo, será notablemente más corto, una semana, según la previsión municipal, pero hay que tener en cuenta que afecta a uno de los puntos clave del tráfico en la red viaria urbana. A consecuencia de estas obras, los dos carriles de subida y los dos de bajada quedarán reducidos a un solo carril en cada sentido de circulación en el tramo afectado. Respecto a la duración de estos trabajos, el Concello matizó que está condicionada por las condiciones meteorológicas para su conclusión, tanto las obras propiamente dichas como la señalización horizontal y vertical.

Menos impacto fue el que tuvo ayer el corte de tráfico realizado en el tramo viario que une la rotonda del Hórreo con la avenida de Lugo, obligado por la realización de los trabajos de reparación de una arqueta situada en la calzada, lo que obligó a desviar el tráfico por la calle del Hórreo o por Pontepedriña y la rúa Clara Campoamor. Se eligió el domingo para realizar esta intervención debido a la sensiblemente inferior intensidad de tráfico en este tramo y, en todo caso, si bien el aviso municipal aludía a que el corte se mantendría de ocho de la mañana a dos de la tarde, no fue preciso agotarlo y las barreras se levantaron antes de las 13.30.