Los concesionarios de Galicia cerrarán el año con un desplome de las matriculaciones del 10 %

SANTIAGO

Juan Vieites, presidente de la CEG, y Gerardo Pérez, dirigente de Faconauto, dentro de la I Jornada de Automoción de Galicia
Juan Vieites, presidente de la CEG, y Gerardo Pérez, dirigente de Faconauto, dentro de la I Jornada de Automoción de Galicia Sandra Alonso

La primera Jornada de Automoción evidenció los problemas de un sector afectado por la guerra de Ucrania, la inflación, la falta de microchips y las dudas de los consumidores

03 nov 2022 . Actualizado a las 22:11 h.

La matriculación de vehículos en Galicia no vive su mejor momento. Si la pandemia asestó un golpe brutal al sector de la automoción, la situación no ha mejorado tras superar la peor etapa de la crisis sanitaria. Los concesionarios cerrarán el año con una caída de negocio del 10 %, según ha adelantado Faconauto en el transcurso de la primera Jornada de Automoción de Galicia, celebrada en Santiago de Compostela de la mano de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG)

Según indicaron, este año los cerca de 200 concesionarios gallegos matricularán unos 22.600 vehículos, lo que pone en manifiesto la debilidad del mercado, que se queda todavía un 50 % por debajo de las cifras del 2019, año previo a la pandemia, tal y como marcan las previsiones de la consultora MSI. Desde Faconauto afirmaron que la comunidad gallega refleja datos similares a los del conjunto del país, que confirman una «cronificación» de un mercado que a nivel nacional sigue empequeñeciéndose con un 3 % menos de coches nuevos que en el 2021.

En el acto participó el presidente de la patronal, Gerardo Pérez, que confirmó los problemas de un sector que «vive un momento muy complicado», y alarmó del envejecimiento de un parque móvil que en Galicia alcanza una media de 14 años, también superior al resto de España. «Tenemos que trabajar en intensificar todas las políticas de incentivo al vehículo eléctrico que se están poniendo en marcha a nivel nacional», destacó el dirigente, que reconoció que el consumidor está sufriendo con la inflación de precios de la cesta de la compra y el aumento de la energía, de ahí que posponga la compra de un vehículo. 

Juan Vieites, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, reconoció que el sector del automóvil es estratégico, de ahí que su mal estado «perjudique la actividad económica de Galicia». Afirmó que los problemas de componentes que ha sufrido Stellantis, o los recientes para transportar los vehículos, son otros hándicaps a los que se enfrentan. Para ello, pidió a los gobiernos de la Xunta y España, sobre todo a este último, que utilicen los fondos Next Generation para apoyar a la automoción. «Deben ser más ágiles y deben adecuarse a las necesidades del tejido productivo para cambiarlo. El tiempo corre y no llevamos ni el 30 % adjudicados», afirmó Vieites.

Los motivos

Desde Faconauto afirman que tres situaciones explican esta situación: la crisis de los microchips y la falta de oferta de vehículos nuevos; el debilitamiento de la demanda por la incertidumbre de la guerra de Ucrania y el incremento de la inflación, tipos de interés y precios de los carburantes; así como las dudas de los compradores de que tecnología deben elegir en el proceso actual de descarbonización de la automoción.

Coches Stellantis

Solo los coches eléctricos elevan las ventas, y diésel y gasolina se hunden

m. s. d.

El mercado automovilístico gallego registró una caída del 12 % en los primeros nueve meses del año, hasta 16.342 unidades, tras descender las ventas un 2,9 % en septiembre en la comunidad, con tan solo 1.852 unidades vendidas, según los datos difundidos por las asociaciones del sector.

De acuerdo con estas cifras, el descenso más acusado corresponde a los automóviles de diésel (-35,37 %), seguidos de los de gasolina (-21 %). Las de los vehículos electrificados (híbridos y eléctricos), son las únicas que crecen, y acumulan un incremento en lo que va de año del 14,8 %.

Seguir leyendo