El vacunódromo del Gaiás incorpora una carpa para poder vacunarse sin salir del coche

Elisa Álvarez González
E. Álvarez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

El Sergas refuerza los grandes recintos con más personal de ayuda y sillas para los mayores con problemas de movilidad

12 oct 2022 . Actualizado a las 21:49 h.

Una de las quejas constantes de las personas mayores durante estos días en relación a la vacunación frente al covid es tener que desplazarse hasta la Cidade da Cultura para ponerse la cuarta dosis. Aunque la Consellería de Sanidade insiste en que aquellos que no quieran ir al Gaiás serán repescados para inmunizarse en un centro de salud o incluso en su domicilio si tienen muchos problemas de movilidad, la mayoría acude cuando se les cita en el vacunódromo.

Por eso el Sergas ha reforzado estos grandes recintos con más personal de ayuda, más sillas de ruedas para desplazar a personas con algún problema de movilidad o incluso asientos para que los pacientes puedan esperar sentados. En el Gaiás, además, el pasado lunes se instaló una carpa en el acceso a la Cidade da Cultura para vacunar directamente en el coche y evitar que los mayores tengan que se bajarse. El martes, por ejemplo, se inmunizaron así 220 pacientes sin tener que apearse del vehículo. Hay dos puestos fijos en esta carpa que pueden llegar a cuatro en función de la demanda.

El jueves arranca la vacunación del intervalo de entre 80 y 84 años de edad tras finalizar este miércoles la de los mayores. El área sanitaria sigue convocando a unas 2.600 personas al día en el Gaiás.

Administración de la segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

La repesca para vacunar a los mayores arrancará entre esta semana y la próxima

j. v. lado

«A finais desta semana ou a principios da que vén», según dijo este lunes en Santiago el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, empezará la repesca de los mayores citados en los grandes recintos y que no acudieron a la vacunación simultánea contra el covid y la gripe.

Galicia logró en las campañas iniciales una de las coberturas más altas de toda Europa. La práctica totalidad de los mayores de 80 años, y también los de más de 70, recibieron sus vacunas contra el coronavirus. Y el éxito volvió a repetirse con el primer pinchazo de refuerzo. Ahora, después de las quejas generalizadas por citar a las personas de más edad en los vacunódromos, la Consellería de Sanidade dice que «a adherencia foi subindo de maneira progresiva dende o venres», cuando se tuvo que desalojar durante tres horas por un aviso de bomba la Cidade da Cultura de Santiago en la que había citados 2.600 usuarios para toda la jornada. Sanidade cifra la asistencia en el 65 % y destaca que en los últimos tres días los equipos de enfermería han administrado 31.015 dosis, con lo que en total hasta ayer habían recibido la inyección más de 53.600 mayores de 85 años de los 140.752 que hay en la comunidad según los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE).

Seguir leyendo