Ella dejó las Relaciones Laborales al volver a Galicia y se adentró en el mundo de la cocina

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

María Suárez Méndez abrió su tienda de comidas en la Praza de Abastos

13 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Su futuro laboral no iba a estar vinculado al mundo de la alimentación y de la cocina, y de hecho María Suárez Méndez estudió Relaciones Laborales y dedicó un año a las oposiciones, «pero quedé desencantada», recuerda María. Antes de afincarse en Santiago, trabajó un tiempo en Barcelona en el sector de la construcción «en temas de riesgo laboral, pero la crisis hizo que me planteara volver a casa». Su primera incursión profesional en la cocina fue en Palma de Mallorca, pero «llegó un momento en que sentí la necesidad de volver a Galicia. Cuando llegué sabía que tenía que montar algo, y decidí tirar para adelante. Fue entonces cuando vi que el camino más seguro era seguir la referencia familiar. Mi madre, Maribel, es una gran cocinera», y prueba de ello es el éxito de Almirez, un negocio innovador y totalmente consolidado en el sector de la alimentación. Este sector corre por las venas de toda la familia de María, «todo empezó hace muchos años. Eran unos innovadores, en la familia hubo hasta una tienda de coloniales», apunta. Tras tener claro que la cocina era la mejor opción de futuro, María pensó en la Praza de Abastos como el «lugar perfecto para poner en marcha María Cocina, porque iba a e tener a mano el mejor producto de Santiago. Yo quería hacer los platos de temporada, los que me gusta llamar fondo de armario. Estos que hacían las abuelas, pero también ofrecer cosas diferentes y dejar volar la imaginación en la cocina». En su fondo de armario no faltan los huevos encapotados, la lasaña y las croquetas, pero «también me apunto a la innovación en la cocina con platos más arriesgados como albóndigas de pollo al curry o la merluza con guarnición de manzana, y todo ello con una oferta tradicional de caldo, gazpacho, menestra...». María reconoce que el sector está en pleno cambio, pero la comida preparada ya dejó de ser una opción de emergencia para las familias trabajadoras o como una opción para un día especial. En su cartera de clientes hay «desde amas de casa trabajadoras sin tiempo para la cocina a comerciantes o profesores universitarios que vienen a buscar la comida para degustarla en la misma oficina», y en días especiales de fiestas familiares «hay personas que recurren a la comida preparada casera, cosas más especiales, para que todos puedan disfrutar de las fiestas». Otra de sus facetas es el cátering, «sin ánimo de competir con Almirez», bromea. «Por ahora María Cocina es más modesta, pero hice alguna cosa interesante, como el cátering del rodaje de una película y algunas cosas para empresas». En su planes está recuperar los cursos de cocina que se ofrecían en la Praza de Abastos y que quedaron suspendidos por la pandemia.

JUAN MARTINEZ

De Rois a Letonia

Un grupo de 16 alumnos de la Escola Municipal de Música de Rois y una representación del alumnado de secundaria del CPI Os Dices participan hasta el viernes en un intercambio cultural en Rezekne District (Letonia). Durante su estancia ofrecerán conciertos individuales y conjuntos con las escuelas Malta Music School y Vilani Music School. El sábado interpretaron en el multiusos de Rois el repertorio de los conciertos de Letonia y ayer viajaron a Riga. El intercambio surgió tras un encuentro celebrado en noviembre en el que participaron representantes de 27 países de la Unión Europea. Tras este, la concejala de Cultura, Victoria Quiroga, y la coordinadora letona, Inta Rimsane, siguieron trabajando para perfilar el programa del intercambio. En el viaje, los alumnos están acompañados por Manuel Villar, director de la escuela; Mireia Pamiés, jefa de estudios; Anayansi Singh, gestora cultural, y la concejala de Cultura.

 

Conservatorio Histórico

Un grupo de profesores del Conservatorio Histórico de Santiago ofrecieron un concierto con motivo del inicio del curso en el que participaron alumnos y familias de este centro referente de las enseñanzas musicales en Galicia. Los profesores participantes fueron Juanjo Fernández (piano), Adrián Pais (saxofón), Roberto Bolaño (trompeta), Paula Bereijo (clarinete) y Albano Dias (percusión). Las palabras de la directora del conservatorio, Vera Kolar, y un ágape en el que participaron todos los asistentes puso fin a esta sesión de inicio de curso.