El Concello de Santiago negocia el cierre de la cantera de Grixoa para el verano

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

Bugallo: «Traballamos con esa expectativa e espero poder anuncialo pronto»

12 abr 2022 . Actualizado a las 22:41 h.

La cantera de Miramontes (Grixoa), que tanto rechazo generó y genera en la zona, tiene sus días contados. Eso parece a tenor de las declaraciones de ayer del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, quien apuntó que el Ayuntamiento está en conversaciones con la empresa para la clausura de la actividad. «Espero poder anunciala pronto e que se faga efectiva ao longo deste verán», afirmó el regidor, aunque sin querer entrar en más detalles mientras no se cierre del todo el acuerdo, «pero estamos traballando con esa expectativa».

Bugallo anunció esas conversaciones al dar cuenta de tres sentencias vinculadas con esa actividad. Dos de ellas son desfavorables al Ayuntamiento, pero la tercera, la de mayor peso, le fue favorable. Ese fallo resuelve que la empresa debió haber presentado al Ayuntamiento la comunicación previa del cambio de titularidad, sí presentada en la Xunta por Sertego. La firma defendía que solo debía hacerlo ante la Administración gallega, la competente en materia medioambiental, pero la Justicia indica que el Concello también tiene competencias urbanísticas y de actividades, y que además del cambio de titularidad existieron cambios en la actividad (el depósito de amianto y la previsión de ampliación para la valoración y reciclaje de residuos), que sí debían ser comunicados al Ayuntamiento. Y no lo fueron, por lo que este declaró la ineficacia de la declaración previa.

Este fallo permitiría anular la licencia, aunque la empresa también podría solicitarla de nuevo y Raxoi tendría que valorarla en función también de la autorización ambiental de la Xunta. Pero no parece que se vaya a llegar a eso, porque en esas conversaciones, decía ayer el alcalde, «a empresa nos mostrou a vontade de pór fin á actividade, e esperemos que o poida materializar este verán». De hecho, el Concello está pendiente de que le remitan ya un proyecto de clausura de la actividad y de sellado de la zona.