Los vecinos de Laraño alertan del estado de dos palmeras con picudo rojo junto a la marquesina

M.M. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

cedida

Los ejemplares están en una finca privada, y piden a las autoridades que medien con los propietarios para buscar una solución

04 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los vecinos de la parroquia de Laraño están preocupados por el estado de las dos palmeras de una finca privada de la calle Cruz de Outenín, visiblemente afectadas por el picudo rojo. Las hojas de este árbol caen sobre la marquesina del autobús urbano y sobre la acera. El secretario de la Asociación de Veciños A Xunlla de Laraño, Julio Fernández, se puso en contacto «al menos dos veces con la Policía Local, pero no se han tomado medidas para evitar un accidente», apunta.

Desde hace algún tiempo, los vecinos perciben que las dos palmeras de la finca perdieron su porte y cada vez «están más dañadas», explica un vecino. Primero las ramas comenzaron a cambiar de color y después cayeron sobre el tallo. Actualmente tienen un color marrón, que denota que están totalmente secas. Las ramas de una de las palmeras comenzaron a caer sobre la marquesina del autobús, donde paran tanto los vehículos del transporte urbano como los del servicio escolar.

Desde la asociación llaman la atención sobre una situación que representa un peligro para las personas que todos los días acuden a este lugar. Las hojas de las palmeras sobresalen de la finca privada hacia la vía pública, por lo que los vecinos piden a las autoridades responsables que medien con los propietarios del inmueble para que adopten las medidas necesarias.

La plaga de picudo rojo ya se llevó por delante once ejemplares de palmeras en Compostela, que estaban situadas en parques de Fontiñas, Vite, A Choupana, Pontepedriña y el Ensanche. Actualmente lo que más preocupa en Santiago es el estado de otras quince, de las que cuatro corresponden a la fila de ejemplares situados en la rúa Carreira do Conde, y otras están en la Praza da Constitución, en Vite y una más en San Roque.

Hace unos días, los responsables del departamento de Parques e Xardíns reconocían el daño que está provocando la falta de control sobre las palmeras infectadas en fincas privadas, y alertaban de los casos situados en la zona de Roxos y Laraño. En el municipio de Teo, concretamente en Cacheiras, y también en parcelas junto a la carretera N-550 en dirección a Padrón, hay varias palmeras afectadas por la voracidad de un insecto que devora el interior del tallo hasta dejarlo totalmente seco.