La vida después de una estrella Michelin: «En una mañana ya reservamos un mes»

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

En un año Áxel Smyth aupó a la élite gastronómica al restaurante Auga e Sal

18 dic 2021 . Actualizado a las 00:08 h.

Un año necesitó el equipo de Áxel Smyth (Santiago, 1991) para conseguir los mayores reconocimientos gastronómicos al frente del restaurante Auga e Sal, el sol de la guía Repsol y la preciada estrella Michelin. Una distinción que llega después de mucho esfuerzo, inconformismo y trabajo en común. Porque Áxel no deja de mencionar a su equipo en ningún momento, «son increíbles y han trabajado como titanes». El pasado martes se confirmó la tercera estrella para la ciudad de Santiago, que se suma a la de Casa Marcelo y a la de A Tafona. Desde entonces, el teléfono no deja de sonar en este establecimiento de la rúa Fonte de Santo Antonio: «De golpe, ayer por la mañana —en referencia al miércoles— ya llenamos un mes. Es increíble, antes pensaba que no había teléfono aquí y ahora no para de sonar», cuenta con humor.

Son días complicados pero como aclara este compostelano de apellido irlandés «todo lo que nos pasa es bueno». Smyth volvió a su Compostela natal tras pasar por algunos de los restaurantes más prestigiosos, como Casa Marcelo, As Garzas o Miramar. Hace poco más de un año que cogió las riendas de Auga e Sal, el restaurante que Alberto Ruiz-Gallardón abrió en Santiago en el 2016. La filosofía de Smyth es sencilla: una cocina contemporánea, libre y profundamente respetuosa con el producto de proximidad. «De la plaza al restaurante», podría ser su lema.

Ahora toca reposar para coger impulso. Pero no parar. ¿Está pensando ya en la segunda estrella? «Hay que poner los pies en la tierra y asegurar, pero no dejar de crecer ni de soñar, de hecho lo que nos define como equipo es el inconformismo», cuenta este chef. Siempre desde el respeto por la cocina, insiste en que «nunca vamos a dejar de soñar y de intentar mejorar cada día. Lo bueno de esta profesión, además, es que cada día puedes mejorar y aprender cosas nuevas».