Adiós a las cómodas vistas con respaldo de la Catedral de Santiago

r. m. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento prohíbe apoyarse en las columnas del pazo de Raxoi para frenar su deterioro e instala carteles y una cámara para disuadir a peregrinos y turistas

21 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las columnas de la fachada del pazo de Raxoi ya no están para seguir soportando los roces de los peregrinos que deciden apoyar sus espaldas sobre sus sillares para descansar mientras disfrutan de la magnífica vista que ofrece el frente catedralicio del Obradoiro. Ese roce diario durante el verano y la insana práctica de algunos visitantes de encaramarse sobre ellas para hacer una foto, mejorar sus vistas sobre la plaza o simplemente «facer o tonto», en versión de la concejala responsable del casco histórico, Mercedes Rosón, han puesto en alerta al Concello, que ha prohibido expresamente apoyarse sobre el frente del pazo de Raxoi.

Lo ha dejado claro con los carteles en varios idiomas instalados ayer. Las columnas del frente del acceso al Ayuntamiento y las interiores del soportal están «nunha situación moi vulnerable», según Rosón, y el apoyo sobre ellas, en busca de descanso o al cobijarse del sol y de la lluvia, están generando un desgaste muy importante que conviene frenar. «Por iso nos vimos obrigados a colocar eses carteis», afirma, aunque esa medida no ha llegado sola. Por si la advertencia no fuese suficiente, se ha instalado también una cámara de seguridad para «controlar a situación».

Por las características del material con las que se construyeron, esas columnas tienen una patología conocida desde hace tiempo que se evidencia en su erosión y que habrá que «corrixir», dice la edila, cuando se aborde «de forma máis intensa a rehabilitación integral do pazo de Raxoi». Pero, mientras, habrá que preservarlas sin someterlas a más deterioro. Por eso, «iso hai que cortalo de raíz», decía ayer la responsable de Patrimonio, en alusión al apoyo sobre esa parte del pazo, aunque también entiende que hay que estar atentos al uso en general del espacio del Obradoiro.