La A-54, el orbital y la estación de tren copan la inversión del Estado en obras

s. lorenzo / x. melchor SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

Las cuentas del 2022 reservan 3,75 millones para iniciar la nueva depuradora

15 oct 2021 . Actualizado a las 00:10 h.

Las cuentas del Estado para el 2022 son magras en novedades en lo que a inversión en infraestructuras se refiere en Santiago y su área de influencia. El documento que el Gobierno socialista presentó ayer al Congreso plasma las partidas necesarias para que las grandes obras en marcha puedan avanzar en su ejecución y para que arranquen las que están pendientes. Con arreglo a ese esquema, el trazado Arzúa-Melide de la tan esperada autovía de Lugo (A-54), el enlace orbital y el edificio de viajeros de la estación de tren absorben el grueso de la inversión, con más de 34 millones consignados para el próximo ejercicio. Las cuentas del Estado también recogen partidas para, entre otros proyectos, el inicio de los trabajos de la nueva EDAR, para el Centro de Ciencias del Patrimonio Cultural y para actuaciones diversas en el aeropuerto. Y no olvidan la pedrea, con asignaciones testimoniales que no permitirán iniciar las obras del orbitaliño ni de la variante de Ordes.

Un año más, la partida más jugosa se la lleva la A-54, con 16,12 millones para el 2022, si bien la proyección plurianual -con 27 millones en el 2023 y 38,8 en el 2024- ya avanza que el remate de ese tramo entre Arzúa y Melide se demorará más allá del 2025. Además, los Presupuestos contemplan 42,4 millones para el tramo Melide-Palas de Rei, que afecta a las provincias de A Coruña y Lugo. En el caso del enlace que solventará la falta de conexión de los polígonos del norte de Santiago con la AP-9, el orbital, la asignación para el próximo ejercicio es de 9,05 millones. Y el edificio de viajeros de la estación de tren dispondrá de 8,59 millones. En todo caso, el esfuerzo inversor en esa tercera pata que completará el proyecto de la intermodal se concentrará en el 2023, con una partida de 21,78 millones en el calendario plurianual de las cuentas.

En lo que atañe a la nueva EDAR de Silvouta, el Estado prevén una inversión de 3,75 millones, que deben permitir a las máquinas comenzar a trabajar. El proyecto contable programa 15,58 millones para el 2023; 21,7 para el 2024; y 13,25 para el 2025. Y los Presupuestos tampoco se olvidan de las mejoras de Lavacolla, con un paquete de actuaciones que suman 6,06 millones. Además, el Centro de Ciencias del Patrimonio Cultural, que formará parte del nuevo edificio Fontán del Gaiás, recibe 600.000 euros.