Los desajustes advertidos sobre el terreno en Santiago obligan a parar la obra del Hórreo varios días

r.m. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

El Ayuntamiento pide al ADIF que elimine el espacio hueco que deja en el diseño de la plaza de acceso a la intermodal

22 sep 2021 . Actualizado a las 00:11 h.

El Ayuntamiento ha paralizado por unos días la obra de remodelación del Hórreo, solo dos semanas después de arrancar. Según el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, el proyecto que está ejecutando el Concello se ha encontrado con desajustes sobre el terreno que hay que resolver antes de continuar. Las discrepancias proceden de la ejecución del proyecto del túnel del Hórreo que realizó el Ministerio de Fomento y que dio lugar a la aparición de detalles con los que no se contaba, como el de una canalización en un punto que no le constaba a Raxoi. Esa circunstancia ha obligado a revisar el proyecto municipal, que se había redactado partiendo del proyecto del ministerio. Y de ahí vienen los desajustes con los que se han encontrado ya sobre el terreno. «Trátase de reaxustar o proxecto que executa o Concello á realidade, que non é exactamente o que figuraba no proxecto de Fomento», según el alcalde, quien afirma, por lo que le han trasladado, que esa revisión y actualización no se demorará más de dos o tres días.

Ese es el tiempo que estará parada la obra, en la que ya no se trabajó el viernes, aunque la inactividad de esa jornada estaba vinculada con el convenio de la empresa adjudicataria, según el concejal de Obras, Javier Fernández, quien indica que cuando se hace un proyecto se le comunica a las empresas de los servicios afectados por si hubiese habido cambios en estos. Y en este caso se le pidió también el proyecto de estructuras a Fomento. Pero en él no aparecía esa tubería, según el edil. Y saltó la sorpresa, aunque Fernández afirma que el proyecto no está parado. Aunque no haya actividad en la obra , dice que se están realizando otros trabajos técnicos para la marcha de los trabajos.

En cualquier caso, la ubicación de esa canalización obligará a elevar ligeramente la acera y se están viendo también detalles con el ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para el encaje de la obra con el acceso a la estación del AVE que hará ese organismo. Estos quedarán resueltos en este impás, según Fernández, aunque el Concello está pendiente de resolver otra cuestión con el ADIF que trasciende a la conexión con el Hórreo.