Piden que el cruceiro y el hórreo que Aena retiró del aeropuerto vuelvan por el Xacobeo

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

La empresa los almacenó al construir la nueva terminal con la disculpa de catalogarlos y buscar una ubicación que está en manos de «un grupo de trabajo»

20 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La nueva terminal del aeropuerto de Lavacolla ya no es tan nueva. Ha cumplido esta semana diez años en funcionamiento, y solo mantiene esa identificación porque hay otra más vieja y en desuso. La transición de uno a otro edificio supuso, además de modernizar la principal puerta aérea de Galicia, la retirada de dos elementos de la arquitectura popular que embellecían los espacios exteriores como son un hórreo y un cruceiro, que siguen almacenados junto a la vieja estación eléctrica a la espera de una nueva ubicación.

«O maior temor era que alguén os levase para a súa casa e desapareceran do patrimonio público para sempre», advierte Pablo de Prado, delegado de la CIG en los aeropuertos gallegos y principal responsable de que este «abandono» saliese a la luz pública y llegase, como ya ha ocurrido, al pleno del Concello de Santiago y al Congreso en Madrid, por voz del diputado nacionalista Néstor Rego. Superada la amenaza del olvido, desde la central sindical creen que ya ha pasado suficiente tiempo como para recuperarlos para su disfrute público aprovechando el Xacobeo ampliado hasta el próximo año.

Aena no dice que no, pero tampoco mueve una piedra pese a la década que llevan las estructuras desmontadas y aparcadas cinco años después de que se diese la primera voz de alarma. Las piezas están a la intemperie, y para ello están pensadas, pero la falta de mantenimiento puede acabar pasando factura o dificultando la esperada restauración.