El Reino Unido deja en tierra a los pasajeros que presentan test de antígenos en gallego

c. martínez / s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

En el aeropuerto de Lavacolla se viven a diario situaciones de confusión y nervios

02 sep 2021 . Actualizado a las 14:30 h.

Para volar desde el aeropuerto de Santiago a Londres es necesario someterse con anterioridad a un test de diagnóstico covid -con independencia de si está vacunado o no- y al llegar a la puerta de embarque, presentar dicha certificación. Pero el Gobierno británico no acepta que este tipo de documento sea en gallego, y deja literalmente en tierra a todo pasajero que así lo presente.

«Decidí ir a hacer la prueba a una farmacia porque me dijeron que mucha gente fuera a hacerla y no tuviera problemas», empieza relatando Sandra Rodríguez. Ella, como muchos otros, era ajena a que en realidad sí los había. «Escuché como a los chicos de delante, que eran ingleses, les mandaban a la farmacia que hay más cerca del aeropuerto porque el certificado estaba en gallego», explica. Tan pronto como se dio cuenta de que su documentación era igual, Sandra llamó a la botica donde le habían hecho el test de antígenos contándole el problema: «La chica me dijo que no sabía que eso podía pasar, que no tenía ni idea».

Su rápida actuación salvó a Sandra de quedarse sin poder viajar a Londres. La farmacéutica le envío el certificado en castellano, y pudo embarcar en el avión. Sin embargo, no todos los que tenían programado volar ese día tuvieron la misma suerte. «Detrás de mí había un señor polaco y una chica italiana que no hablaban español. Les llamé a la farmacia que le había hecho las pruebas, que casualmente era la misma para ambos, para intentar solucionar el problema», señala Sandra. Ellos también consiguieron que se les enviase la documentación a tiempo en castellano, «pero a otro no le llegó y se armó un buen lío».