Lavacolla despide con más de 170 vuelos el último fin de semana de un mes clave para su recuperación

s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El tráfico exterior repunta con siete enlaces diarios programados de viernes a domingo

29 ago 2021 . Actualizado a las 22:59 h.

El aeropuerto de Santiago atraviesa las semanas de mayor actividad desde el inicio de la pandemia. Por Lavacolla pasarán este fin de semana -entre el viernes y el domingo- más de 170 vuelos, un volumen que todavía no alcanza la intensidad del tráfico del 2019, en el último verano anterior a la pandemia, pero que sí le permite superar con holgura las programaciones de A Coruña y Vigo, y reforzar su liderazgo como la puerta de conexión internacional de Galicia, al capitalizar todos los enlaces directos con el extranjero.

De los 87 vuelos que habrán despegado del Rosalía de Castro en estas tres jornadas -en el balance de actividad hay que computar otros tantos que realizaron el trayecto inverso- en las que el regreso de vacaciones de muchos coincide con la operación salida de otros, 21 corresponden a conexiones exteriores. Este fin de semana partieron de Lavacolla vuelos hacia Londres, París, Fráncfort, Basilea, Ginebra, Milán (Bérgamo), Zúrich y Dublín. En dos de esos destinos se registraron hasta dos enlaces en algunas jornadas, al solaparse la oferta de distintas compañías que, eso sí, operan sus enlaces hacia aeropuerto distintos. Son los casos de Londres y Fráncfort. Hacia la capital británica partieron el viernes los vuelos de Ryanair (terminal de Stansted) y de Vueling (Gatwick). Y hacia la ciudad que es el principal centro financiero de Alemania despegaron ayer los enlaces de Ryanair (aeropuerto de Hahn) y Lufthansa (Main).

Esta fase de reactivación del tráfico aéreo está marcada por la estrategia conservadora de las aerolíneas, que han condicionado todas sus decisiones de programación a la evolución de la demanda y de las restricciones. Las compañías van sobre seguro y solo operan destinos en los que saben que pueden llenar los vuelos. Y las tarifas con las que buscan captar clientes en las campañas promocionales también se mueven de acuerdo al nivel de ocupación de las aeronaves. Así, hasta mediados de la semana entrante los pasajes de ida y vuelta Ryanair a Londres no bajan de 300 euros. Los billetes más económicos para el fin de semana que viene -ida el viernes 3 y regreso el domingo 5- salían ayer por 94,48 euros (194,98 con Vueling). Eso sí, a partir de la segunda semana de septiembre es posible encontrar asientos por 19,99.