Álvaro de Marichalar y la fundación Ruta do Mar de Arousa Ulla llevarán el Xacobeo por el mundo

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El explorador realizará la vuelta al mundo en una embarcación menor de tres metros de eslora y completamente solo

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La fundación Ruta Xacobea Do Mar de Arousa Ulla presentó ayer junto con el navegante y explorador Álvaro de Marichalar la colaboración que comprende el quinto centenario de la primera circunnavegación comenzada en el 1519 por Fernando de Magallanes y finalizada por Juan Sebastián Elcano en el 1522, y la celebración del Xacobeo 2021-2022, en la que se realizará el mismo recorrido que hizo la Traslatio, momento en el que se transportó el cuerpo del Apóstol Santiago a Galicia, desembarcando en el puerto de Iria Flavia (Padrón).

Javier Sánchez Agustino, director de la fundación, presentó un proyecto que pretende promocionar lo que denominan «el primer Camino», ya que fue la ruta que el cuerpo del Apóstol recorrió en barca hasta su llegada a Galicia. El director se mostró emocionado y destacó la «gran hazaña» que realizará Álvaro de Marichalar al proclamar como bandera los valores de este reto, que se fundamentan en el sacrificio, la recompensa y la superación de los límites del ser humano. Durante el acto celebrado en Santiago, se le hizo entrega a Marichalar de una gorra y un polo serigrafiados con la barca del Apóstol, además de uno de los bienes más preciados de la fundación: la moneda reacuñada de la Necrópolis de Agro Vello, la primera de curso legal con la imagen del santo, que en 2013 encontró Miguel de la Quadra-Salcedo, y que pretenderá dar ánimos al navegante en su aventura.

Portar los colores de Santiago

Después de varios años fuera del país, Álvaro de Marichalar regresó y expresó su agradecimiento: «Es un honor. La unión de ambas iniciativas me anima a seguir adelante». El explorador, que con esta computará su cuadragésima expedición en 39 años, realizará la vuelta al mundo en una embarcación menor de tres metros de eslora, completamente solo y llevando los colores de Santiago por países como Tailandia, Japón o Rusia.