Ver los angelotes desde el altar y la luz, lo mejor de la visita nocturna a la Catedral de Santiago

Emma Araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

El recorrido muy bien guiado por el templo vacío no deja indiferente a nadie

23 ago 2021 . Actualizado a las 22:32 h.

Resulta del todo inimaginable que ningún compostelano conozca su catedral, pero esto no impide que muchas de las personas que están participando en las visitas guiadas nocturnas vivan en Santiago. En parte porque conseguir una de estas entradas es materialmente imposible si no se hace con mucha antelación, lo que dificulta a los turistas optar a estos pases como recién llegados a la ciudad del Apóstol. También porque este recorrido genera gran expectación entre quienes creían conocer todos los entresijos de la catedral de Santiago y se sorprendieron especialmente con la nueva iluminación, la estrella de la visita nocturna.

Tras el recorrido en la noche del viernes del recién inaugurado turno de las 22.45 horas el guía Pedro Rey-Alvite repite la pregunta de jornada anteriores. «¿Que es lo que más os ha gustado?», plantea con la voz que le quedaba tras 90 minutos de especializada información.

«Pues la capilla del Pilar», le contestó una de las participantes en la visita. «La iluminación en sí», «ver el Pórtico de la Gloria iluminado y sin el muro de madera», «ver los angelotes y al Apóstol desde el altar mayor», «subir a la tribuna», «verlo todo en silencio», fueron otras de las respuestas del interactivo grupo.