Jugadores del Estudiantil Vista Alegre denuncian el impago de sus nóminas

N. C. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

El entrenador también reclama los últimos meses de su salario

16 ago 2021 . Actualizado a las 20:01 h.

El matrimonio entre el Estudiantil y el Vista Alegre empezó mal. Desde el inicio, muchas discrepancias y demasiadas contrariedades. Turbulencias en cada travesía y exceso de dificultades en cada puesta en escena. El proyecto arrancó con problemas, discusiones e incluso demandas. El Estudiantil Vista Alegre empezó a competir en la Tercera División en un año complicado y castigado por la pandemia del covid-19.

Se confeccionó una plantilla con importantes salarios, superiores a la media de los que había en la categoría. Se le dieron demasiadas vueltas a la configuración del vestuario, con altas y bajas sobre la marcha. El equipo inició el trayecto con el pie izquierdo. Derrota tras derrota. Se hundió en lo más profundo de la tabla clasificatoria. Desde el pitido inicial, el Estudiantil Vista Alegre era uno de los más serios candidatos al descenso.

Los malos resultados pronto le costaron el puesto al entrenador. Desde el club buscaron un revulsivo. Regresó al vestuario del equipo un viejo conocido. Gelucho se hizo cargo del equipo con la misión imposible de lograr la permanencia. Se buscaron nuevos jugadores y la plantilla sufrió importantes modificaciones, con futbolistas del agrado y de la confianza de Gelucho, jugadores que arribaron al conjunto de la capital de Galicia con un salario muy inferior a los que iban abandonando la nave azulgrana.