«Emocionalmente me sentía muy mal y ellas me trataron fenomenal»

a. g. ch. A CORUÑA / LA VOZ

SANTIAGO

16 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Licenciada en Nicaragua en Relaciones Internacionales y Comercio Internacional, Jacqueline Céspedes, de 30 años, llegó a A Coruña en el 2016. Tras encontrar un trabajo como empleada de hogar, la pandemia la puso en una situación vulnerable.

-¿Cómo descubres este programa de empleo?

-Como fui voluntaria de Cruz Roja sabía que existía la oficina de empleo, pero no sabía de qué iba el proyecto hasta que me informé y decidí apuntarme. Me vino genial porque durante la pandemia lo pude hacer online desde casa. El curso que hice fue de Prevención de riesgos laborales junto con el de auxiliar de almacén.

-¿Fue sencillo el proceso para volver al mercado laboral?

-Llamé para informarme sobre el proyecto y me dieron una cita con Eva, que fue mi referente. Ella me llamó y tomó todos mis datos. Luego ya empecé con el curso. Nos conectábamos una vez a la semana con la profesora y luego trabajábamos nosotros por cuenta propia. Fue genial. Además, la docente fue muy paciente porque éramos muchos, como 25 personas de nacionalidades diferentes. También había gente de diferentes edades. Ella siempre aclaraba todas las dudas que teníamos y nos llamaba una vez cada semana para saber cómo íbamos, darnos ánimos y consejos. En ese sentido fue genial. Yo he hecho otros cursos y es diferente.