La bolsa de vivienda de alquiler en Santiago, en mínimos

lucía ortigueira piñeiro / i. c. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

Si eres estudiante y buscas piso para el próximo curso, apresúrate

08 ago 2021 . Actualizado a las 02:16 h.

Después de la enorme demanda de alquileres a principios de julio, la oferta de viviendas destinadas a universitarios ha menguado considerablemente. Y aunque ya no se ven las largas colas del mes pasado en las inmobiliarias, aún queda algún rezagado a la busca de un hogar en el que vivir durante el año escolar.

Varias son las agencias que ya no tienen ninguna habitación en alquiler. Do Río y Archy han arrendado todo lo que tenían hasta el momento. Fonseca y Corbi van por el mismo camino, siguiendo la tendencia general del mercado. Ayer, a SV inmobiliaria le quedaban por alquilar seis pisos en la zona del Ensanche y uno en el Campus Norte. Es casi imposible conseguir los pisos más nuevos y mejor equipados. Quedan viviendas que suman varios años de antigüedad, y de una calidad «media». En Inmobiliaria Rey disponen mayoritariamente de pisos de entre tres y una habitación, si bien lo habitual es que los que más abunden sean los de uno y dos cuartos. Quienes quisieron compartir techo con varios compañeros agotaron las existencias ya en julio. En esta agencia el prototipo de piso aún en alquiler tiene tres habitaciones, dos baños, cocina independiente y calefacción eléctrica, y el precio ronda entre los 450 y los 600 euros, dependiendo de su calidad y sus atributos. Lo que detectan en Rey es que gran parte de los estudiantes deciden repetir en los pisos de los años anteriores en lugar de buscar uno nuevo, probablemente por la creciente demanda en los últimos cursos. Por ello, lanzan un mensaje de calma y aseguran que sigue habiendo habitaciones disponibles, y que la insostenible situación del mes pasado, en la que las agencias se colapsaron, fue debida a la «malinformación» generada en las redes sociales, en las que se aseguró que no habría pisos para todos. En Rey reconocen que la oferta ha bajado algo pero que siguen llegando viviendas de propietarios destinadas al alquiler.

En Corbi Inmobiliaria tampoco quedan alojamientos de gran tamaño, la media está en una o dos habitaciones, hasta tres, que en comparación con los más amplios, son más caros. Estiman el precio del piso de cuatro habitaciones en 800 euros, y el de tres, que suele ser de los más demandados, en 550 o 600 euros, aunque siempre hay variaciones. Es el valor que se calcula en el Ensanche, la zona más solicitada por los estudiantes, pero en áreas del Norte, como Vista Alegre, o zonas no universitarias como Salgueiriños son más baratos.