Eloína Núñez: «Probablemente la licitación de la ampliación del Clínico estará este año»

Ana Lorenzo Fernández
Ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

La gerente del área sanitaria de Santiago y Barbanza prevé que la quinta ola de covid esté controlada a mediados de este mes

01 ago 2021 . Actualizado a las 22:47 h.

Eloína Núñez (Ourense, 1961) quiere ser optimista porque los datos de esta quinta ola «ya van bajando y tengo la esperanza de que para la segunda quincena de agosto ya estemos bien en cuanto al número de positivos, porque afortunadamente a nivel de hospital tenemos pocos ingresados en comparación con otros. Pero, en esta pandemia, hoy estás bien y mañana fatal, así que no hay que bajar la guardia», insiste la gerente del área sanitaria de Santiago y Barbanza.

-Parecía que con la vacunación habría menos positivos y estamos peor que nunca.

-Peor no estamos, tenemos más positivos, es la peor ola en cuanto al número de enfermos con covid, pero no por la gravedad y complejidad de los casos, en eso no es ni parecido. Ahora contamos con más medios diagnósticos, podemos hacer muchísimas pruebas, hay tratamientos... Recuerdo cuando empezó todo y nos preguntábamos cuándo llegarán los test de antígenos y ahora los hay en todos los sitios. Ahí la cosa ha cambiado mucho, pero bueno, deseando que vacunemos ya a todo el mundo. Esto no se va a acabar, pero por lo menos que se quede como una gripe.

-¿Es muy complejo organizar las campañas de vacunación?

-Todo el mundo ha colaborado, pero el trabajo mayoritario es de los profesionales de enfermería, equipos directivos de la gerencia de enfermería, de los servicios de admisión e informática. El otro día ya los veíamos en las medallas de Galicia, está el servicio de Saúde Pública, Protección Civil y Cruz Roja, que nos ayudan siempre; pero, a nivel de área sanitaria, el grueso es toda la organización y todo el cronograma que se realiza semanalmente para poner vacunas y hacer los cribados, en los que hemos tenido la colaboración de todos los concellos, en eso sí que hemos sido una piña.