Belén María Castro: «Hay muy poca formación sobre el Patrimonio y sobre el Camino»

Cinthya martínez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

La profesora de Ciencias Sociales en la USC presentará un proyecto de sensibilización hacia la ruta de peregrinación jacobea

20 jul 2021 . Actualizado a las 01:38 h.

El miércoles y jueves próximos se celebrará el IV Congreso Internacional de Cátedra Institucional del Camino de Santiago y de las Peregrinaciones de la Universidade de Santiago de Compostela. En él se presentarán 21 proyectos que tratan de poner en valor la actividad científica, divulgadora y didáctica de personas, entidades y universidades. Una de las ponentes será la profesora de Ciencias Sociales en la USC Belén María Castro, que ha desarrollado un proyecto que tiene como objetivo la sensibilización hacia el Camino de Santiago a través de la educación patrimonial.

«Llevé a cabo una experiencia didáctica con maestros y maestras de Educación Primaria en formación», empieza explicando Belén. A través de la materia optativa Historia, Patrimonio y Educación en Galicia, que imparte en el Grado en Maestro en Educación Primaria de la USC, dieciséis alumnos pudieron enriquecerse «con una asignatura dedicada al Patrimonio, porque hay muy poca formación sobre él, y de manera específica, sobre el Camino», afirma Belén. De hecho, la de Santiago es una de las pocas universidades públicas de España que cuentan con una formación de estas características.

De esta manera, el alumnado diseñó, realizó y evaluó una experiencia didáctica basada en el Camino de Santiago: «Intentando incentivar sus competencias investigadoras, éticas, reflexivas y de argumentación, buscando estimular su interés hacia el Camino y fomentarles una conciencia de responsabilidad hacia él y su patrimonio». Su propósito con la experiencia fue que sus alumnos lo descubrieran de una manera totalmente diferente. «Tratamos temas más controversiales o sociales, por ejemplo, la convivencia de los vecinos con los peregrinos y turistas, o el impacto que provoca en algunas localidades como Portomarín, que es un lugar de memoria que cada vez se va extinguiendo más y lo que acaba prevaleciendo es la identidad jacobea», explica Belén.

El objetivo es visualizar nuestro papel como ciudadanos en el patrimonio. La profesora de Ciencias Sociales se ha basado para trabajar con ellos en una secuencia que se conoce como sensibilización patrimonial: conocerlo, comprenderlo, respetarlo, valorarlo, recuidarlo, disfrutarlo y transmitirlo. «Nosotros desde la educación trabajamos con personas, y estas, cuanto más educadas estén, tendrán una actitud más cívica, comprometida y respetuosa con su entorno», manifiesta esta profesora compostelana.

La experiencia ha sido, cuanto menos, enriquecedora. La percepción inicial de estos alumnos sobre el Camino, asociada a una perspectiva turística, cambió a una visión mucho más simbólica. «Ya hablaban del Camino como vínculos, emociones, experiencias… dando valor a esa parte más emocional y experiencial de la relación de las personas con el patrimonio», relata Belén. Ahora ellos serán los encargados, como maestros de Educación Primaria, de transmitir esta sensibilización a sus futuros alumnos.

«Es una materia optativa, y es uno de los principales problemas», lamenta Belén Castro. Si en la formación del profesorado no se trabaja el Camino de Santiago, difícilmente se pueden transmitir valores hacia el patrimonio. «Se necesita insistir más en la educación formal en las aulas, y en esto los de ciencias nos llevan una gran ventaja, porque hoy en día todos estamos concienciados con reducir, reciclar y reutilizar porque nos están machacando con su importancia desde pequeños», explica la profesora. Y añade que «sin embargo con el patrimonio, que conforma nuestra identidad y cultura, todavía queda un largo camino».