Los pirotécnicos piden poder trabajar: «Botar as bombas de palenque non xenera risco ningún para a covid»

emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Santiago López reclama que el sector pirotécnico pueda trabajar con garantías para garantizar su supervivencia

11 jul 2021 . Actualizado a las 21:58 h.

En nuestra cultura no hay fiesta tradicional que precie sin el ruido madrugador de las 21 bombas de palenque que anuncian que ese día no se trabaja porque así lo manda el santoral. Que esta práctica no se vea afectada por las restricciones y las desescaladas que marca la pandemia es lo que pide el sector de la pirotecnia al que, como otros muchos, la crisis provocada por el coronavirus puso patas arriba todas sus expectativas de presente y también de futuro.

Precisamente, la Asociación Galega de Industrias Pirotécnicas lanzaba esta semana un SOS a Sanidade para que levantase las restricciones para disparar fuegos artificiales. Y finalmente así fue. Santiago López, de Pirotecnias López, ubicada en una aislada zona de Brión, es el vicepresidente de la asociación gallega. Con la experiencia que le da ser la quinta generación de una firma familiar, destaca que todas las empresa del ramo, que ahora son 16 en toda Galicia, tuvieron que recurrir a la figura del ERTE para sobrevivir «porque houbo con baixadas de facturación do 60 %, que nalgún caso subiu ao 90 %». Para López, ambos porcentajes evidencian por sí solos la realidad que vive un sector que, insiste, puede trabajar sin problemas. «Botar unha mañá cedo as 21 bombas de palenque para anunciar as festas patronais en calquera pobo non supón risco ningún pola covid», ya que, explica, este tipo de trabajo, por razones de seguridad, se suele realizar en espacios abiertos y alejados. También defiende, y pone como ejemplo los Fogos do Apóstolo del año pasado, la posibilidad de tirar fuegos de artificio visuales para toda una ciudad, con múltiples puntos de lanzamiento y sin ninguna concentración de multitudes. De ahí que no entienda las limitaciones para su trabajo que se aplicaron hasta ahora, y que alivia el último decreto de Sanidade, publicado el pasado viernes, porque ya autoriza los espectáculos pirotécnicos que utilizan más de diez kilos de material, que son su salvoconducto para la supervivencia de esta rama del ocio.

Alivio en las restricciones

En estos momentos respiran con cierta tranquilidad por el nuevo marco legal, pero Santiago López teme que las restricciones puedan regresar, de ahí que pidan a Sanidade que su trabajo, adaptado a todas las restricciones de concentración de personas, tenga garantizada su actividad para los próximos meses, que coinciden con su etapa de más trabajo. Y con la crisis acumulada, tener faena a la vista puede ser determinante para el futuro.