Seis alumnas norteamericanas realizan un proyecto arquitectónico en Santiago

Ó. LÓPEZ / s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Participan en el programa del Centro de Estudios Superiores Universitarios para estudiantes extranjeros

11 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Santiago, como reclamo turístico internacional de primer nivel, atrae a propios y extraños. Es el caso de seis alumnas estadounidenses de la universidad de Marywood, en Pensilvania, decidieron escoger Compostela para complementar sus estudios de arquitectura con una estancia en el extranjero. La experiencia ha sido posible gracias al programa «Study Abroad», del Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga), que ofrece como principal atractivo el Camino de Santiago y los elementos que lo rodean.

A lo largo de ocho semanas, durante los meses de mayo y junio, las estudiantes norteamericanas han podido conjugar el aprendizaje en su disciplina, participando en cursos de análisis del territorio, comentado de proyectos o diseño y construcción en madera, con la experiencia vital de sumergirse en una cultura tan fecunda como la gallega. Así, además de visitar puntos vinculados con diferentes rutas del Camino, tales como O Cebreiro, Ferrol o Fisterra, realizaron el diseño de un proyecto para un salón de banquetes en el parque de Bonaval a partir de un trabajo previo del famoso arquitecto portugués Álvaro Siza, autor del CGAC y de la Facultad de Ciencias de la Comunicación. «Facer un exercicio de proxectos nun sitio desta significación foi moi atractivo para elas, porque implica traballar nun ámbito de alto valor histórico e paisaxístico», explica Tomás Valente, uno de los dos profesores encargados de coordinar el programa.

A su juicio, la experiencia arroja un balance muy positivo, dado que las alumnas «foron extraordinariamente agradecidas nos eloxios e a nosa percepción é que desfrutaron moito. Algunha delas incluso nos dixo que fora a mellor experiencia da súa vida. Para nós, como profesores, tamén foi unha grande satisfacción ensinarlles Galicia, porque amosarlle a alguén de fóra o que temos serve para valoralo máis». Así pues, aunque aún no esta programado, Valente no descarta repetir en un futuro, incluso con estudiantes de otros países. Además, señala que se han creado vínculos personales entre las estudiantes estadounidenses y los alumnos del Cesuga que pueden cristalizar en nuevas visitas y trabajos de manera informal.