La nueva concesión del bus en Santiago rebajará el acceso gratis de los pensionistas y subirá un 25 % el billete ordinario

r. martínez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

Después de una década con las tarifas congeladas, el viaje costará 1,25 euros, 0,25 más

06 jul 2021 . Actualizado a las 22:11 h.

La nueva concesión del transporte urbano, prevista para el segundo trimestre del 2022, traerá cambios importantes. No solo en la prestación del servicio, sino también en las tarifas y en las condiciones de acceso del colectivo mayoritario de usuarios, los pensionistas (mayores de 65 años), a los que se les acabará la gratuidad total. Con 720 viajes de balde disponibles al año, estos tienen asegurado el acceso sin desembolso alguno por su parte. Pero eso mudará en adelante.

Los costes de la nueva concesión, el impacto de esa gratuidad en las arcas municipales y el progresivo envejecimiento de la población han llevado a revisar la política de la gratuidad total, aunque se mantendrá cierto grado de bonificación. Ese colectivo disfrutará en adelante de cien viajes gratuitos al año y de una tarifa de 0,50 euros una vez consumidos aquellos, lo que supone una reducción del 60 % sobre el coste del billete ordinario. Del precio que se prevé para entonces, porque el actual está en 1 euro.

Sí mantendrán la gratuidad actual aquellos compostelanos que acrediten carencia de recursos, un grado de discapacidad igual o superior al 65 % y los acompañantes de personas con movilidad reducida. También seguirán a coste cero los transbordos ordinarios y escolar del servicio (en el plazo de una hora) y desde el transporte metropolitano .