El GES Brión tendrá un equipo nuevo de excarcelación y verá ampliada su sede de Pedrouzos

Emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Concello y Xunta podrían firmar el convenio este mismo mes

06 jul 2021 . Actualizado a las 22:12 h.

El Grupo de Emerxencias Supramunicipais de Brión, que bajo distintas nomenclaturas da servicio en el municipio y su entorno desde hace 23 años, dispondrá en breve de un nuevo equipo de excarcelación, una herramienta fundamental, sobre todo para ayudar a que las víctimas de accidentes de tráfico puedan recibir un atención sanitaria más rápida y segura.

El servicio brionés, con atención las 24 horas del día y los 365 días del año, ya dispone de uno de estos equipos pero supera los diez años de antigüedad, por lo que se hace necesario un relevo que ayer confirmó Alfonso Rueda, conselleiro de Vicepresidencia, durante una visita a las instalaciones de Pedrouzos.

La presencia de Rueda estaba motivada por la incorporación, a finales del pasado marzo, de una grúa que al desplegarse supera los veinte metros de altura, lo que permite atender emergencias generadas en edificios de varias plantas, a los que ahora se puede acceder desde el exterior. El nuevo equipamiento, que ya se utilizó en unas diez intervenciones, es la última adquisición del GES, para el que el Concello también demanda una ampliación, entre otros motivos, para proteger todo el material del que dispone el grupo, que también presta atención directa a los municipios vecinos de Ames y Negreira, participando también en los servicios para los que son requeridos por el 112. Pablo Sanmartín, regidor brionés, destacó del nuevo equipamiento que «marca un antes e un despois nas intervencións do GES, xa que está especialmente preparado para actuacións en altura, equiparable ao existente en calquera parque de bombeiros». También señaló que el camión-grúa supone «unha maior seguridade nas condicións de traballo dos nosos técnicos». Ayer mismo, esta grúa fue utilizada para acceder al interior de una vivienda de Bertamiráns para rescatar a una persona herida que no podía abrir la puerta pero que tenía abierta una de las ventanas de su domicilio. El GES accedió a la vivienda y abrió la puerta al personal sanitario, una intervención en la que también participó Protección Civil y la Policía Local